Argentina, Brasil y Uruguay se sumaron a la búsqueda de un avión militar chileno

Cuatro barcos de Chile, uno de Argentina y otro de Brasil se unieron ayer en la zona del mar de Drake, entre el cabo de Hornos y la Antártida, a la búsqueda del avión de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) que desapareció el lunes a la noche, mientras se inició en paralelo una investigación en busca de esclarecer el hecho.

El general Eduardo Mosqueira, de la Cuarta Brigada Aérea desde Punta Arenas, unos 3.000 kilómetros al sur de Santiago, desde donde despegó el Hércules C130 desaparecido con 38 personas a bordo, explicó que esos barcos se sumaron a la búsqueda, que ya hacen varias aeronaves.

El avión siniestrado, que despegó el lunes a las 16.55 de la Base Aérea Chabunco de Punta Arenas, se dirigía a la base antártica Presidente Eduardo Frei Montalva (en la isla que Argentina considera propia, la 25 de Mayo), donde debía aterrizar a las 19.17.
La nave tenía una carga de combustible como para poder volar hasta las 0.40 del martes, cuando se la consideró «siniestrado».
El contacto radial se perdió a las 18.13 del lunes, cuando el avión estaba a 700 kilómetros de Punta Arenas y a 500 kilómetros de su destino en la Antártida.

A los barcos de los tres países se agregan dos embarcaciones privadas que navegan por el mar de Drake y un avión Hércules cedido por el Gobierno de Uruguay, que sobrevuela en círculos desde el punto en el que se perdió el contacto, detalló el general Mosqueira en un contacto con la prensa desde la base de Chabunco.

Además de esas aeronaves, también se realizó el vuelo de un avión DHC-6 Twin Otter de la FACh para realizar el recorrido inverso al del avión desaparecido. También se mandó un avión de la aerovía regional DAP durante la noche para volar durante tres horas en el área, informó la agencia EFE.
Dos cazas F5 realizaron sobrevuelos en la madrugada sin registrar tampoco ningún avistamiento y desde entonces la aeronave cedida por Uruguay trabajó desde el aire sin resultado positivo, agregó el general de la FACh.
Afirmó Mosqueira que el Hércules C130 era un avión que realizaba ese recorrido hacia la Antártida de forma habitual y que el piloto -con más de 2.000 horas de vuelo- tenía experiencia en ese viaje.

El aparato, fabricado por la empresa estadounidense Lockheed Martin, fue comprado por Chile en 2012 e incorporado a la FACh en 2015. Tiene cuatro motores turbohélices, una autonomía de 3.800 kilómetro y una capacidad máxima para 92 personas.
Detalló el militar que disponía de cuatro botes salvavidas para 20 personas cada una, suficiente para alojar a los 38 pasajeros, por lo que las tareas ahora se centran en encontrar sobrevivientes.
El operativo de búsqueda, afirmó, se prolongará al menos por 6 días, prorrogables a 4 más, y de ahí en adelante la decisión de continuar debe tomarla una autoridad superior.

Toda la tripulación es de la FACh, y de los pasajeros, 15 son también de la Fuerza Área, 3 son miembros del Ejército y 3 civiles: dos personas de la empresa de ingeniería Inproser y un alumno de la Universidad de Magallanes.
La FACh ya abrió una investigación para esclarecer lo ocurrido y otro tanto hizo la Fiscalía Regional de Magallanes, de oficio, en este caso por los civiles que iban a bordo, reportó el sitio de radio Cooperativa.

El ministro de Defensa, Alberto Espina, expresó «el profundo dolor que significa para todos los chilenos que compatriotas que van a hacer soberanía hasta la Antártica se encuentren en una situación tan compleja y difícil».
En un acto por el Día Internacional de los Derechos Humanos, el presidente Sebastián Piñera expresó la «comprensión y solidaridad» de su Ejecutivo por el hecho, y remarcó que «nuestros pensamientos y oraciones están con las personas que sufrieron el accidente».

Piñera tenía previsto participar el martes de los actos de asunción de su flamante colega argentino, Alberto Fernández, pero justamente canceló su viaje para atender la cuestión del avión. En el Congreso argentino, Fernández reveló que instruyó al designado ministro de Defensa, Agustín Rossi, para que «le ofrezca (a Chile) toda la colaboración en la búsqueda y rescate» de la nave.

La Armada Argentina destacó al aviso «ARA Islas Malvinas» para prestar colaboración en la búsqueda. El barco estaba realizando la Patrulla Antártica Combinada y se le ordenó dirigirse a la zona de búsqueda.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Fuente
Télam
Botón volver arriba
Cerrar