Ecología

Un sistema modular australiano permite proteger abejas en casa y frenar su extinción

El sistema puede instalarse donde sea y está optimizado para los pequeños espacios, desde los jardines del interior de la ciudad hasta las estructuras exteriores de los edificios.

Las abejas son unos de los insectos polinizadores más importantes para el ambiente. Entre otras funciones, son fundamentales para el la reproducción de muchas especies vegetales y juegan un papel clave en la producción de alimentos.

A su vez, existen 20.000 especies en todo el mundo que contribuyen a los ecosistemas complejos e interconectados. No obstante, la mayoría se encuentra en peligro de extinción.

En este marco, una diseñadora australiana, movilizada, inició con la investigaciones y encontró que en su país 11 de más de 1700 especies de abejas nativas viven en colmenas y producen miel. Es así, como Amelia Henderson-Pitman creó un sistema modular llamado “Pollen”, el cual proporciona una gama de materiales de anidación para apoyar a las poblaciones de abejas nativas.

Como ventaja, puede instalarse prácticamente donde sea y está optimizado para los pequeños espacios, desde los jardines del interior de la ciudad hasta las estructuras exteriores de los edificios.

Entre sus materiales, se utiliza madera reciclada, bambú sostenible o ladrillo de barro hecho a mano para fabricar cada módulo. Al mismo tiempo, posee una serie de agujeros de distinta sección que sirven como sitios de anidamiento para las abejas.

En tanto la estructura de los módulos se trata de un tubo de inyección hecho a mano de HDPE reciclado, fácilmente ensamblable y puede montarse sin necesidad de accesorios.

Los módulos internos (moldeados a partir de PET reciclado) son transparentes porque permiten una visión cercana de cómo se logran adaptar las abejas.

“Muchas de estas poblaciones de abejas nativas se sostienen fácilmente proporcionando material de anidación y forraje, pero actualmente no hay productos que proporcionen ambas características a la vez que sean adecuados para las zonas urbanas. La solución surgió al ver la variedad de abejas nativas que estaban presentes en el jardín de balcón de mi ciudad, y me di cuenta de que había un mercado para un producto que proporcionaba estas características, así como un componente educativo”, explicó Henderson-Pitman.

Además de ayudar a las abejas, Pollen se destaca entre sus competidores porque incluye elementos interactivos que hacen que el proceso sea divertido para el usuario sin molestar a los insectos a través de tubos transparentes que ayudan a la investigación.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba