Argentina

Sindicalistas piden que ningún trabajador gane menos de $111 mil

Así lo indicó la Corriente Federal de Trabajadores (CFT), integrada por una treinta de organizaciones gremiales, en el marco de las negociaciones por el salario mínimo, vital y móvil.

La Corriente Federal de Trabajadores (CFT) en la CGT, que conducen el bancario Sergio Palazzo y el gráfico bonaerense Héctor Amichetti, ratificó que todos los argentinos deben tener «sus necesidades básicas cubiertas», reclamando un salario mínimo de 111.298 pesos.

Amichetti ratificó la histórica posición del espacio gremial y sostuvo que «ningún trabajador debe percibir un ingreso inferior a 111.298 pesos para no caer bajo la línea de pobreza, según el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)».

«Ningún trabajador debe ganar en el país menos de ese monto, difundido por el propio Indec, pero es muy difícil que el lunes pueda acordarse esa cifra, en especial ante la resistencia de las cámaras empresarias”, añadió.

En ese sentido, el sindicalista gráfico sostuvo que “tendrán que otorgarse sumas fijas que compensen el desfase existente entre la realidad y los ingresos».

Vale recordar que ante el elevado ritmo del proceso inflacionario, el Ministerio de Trabajo convocó para el lunes próximo a sindicalistas y empresarios a una nueva ronda de negociaciones para actualizar el valor del salario mínimo, vital y móvil, que hoy es de 47.850 pesos.

Paritarias
Por otro lado, desde la CFT, integrada por más de una treintena de organizaciones gremiales, ratificó que las paritarias son «la vía para actualizar los salarios de los trabajadores registrados en las variadas actividades, pero es imprescindible hoy determinar como piso de los acuerdos que el ingreso mínimo supere el actual valor de la canasta básica total».

La Corriente enfatizó que «esos ingresos no alcanzan en la mayoría de los casos el actual valor de la canasta básica total, por lo que el piso de los acuerdos salariales deberá determinar que el mínimo, vital y móvil sea superior a aquel monto. De manera análoga debe procederse al fijar los haberes diferidos que abona el sistema previsional, garantizando la intervención de la Confederación General del Trabajo para que sean determinados».

Para el espacio gremial, que en su momento difundió un programa de acción, es imprescindible «un ingreso salarial básico universal para los trabajadores con o sin empleo y, en el caso de los registrados, ese concepto debe integrar los básicos de cada actividad».

«En un plazo perentorio se constituirá un Registro Nacional Único de Trabajadores, en el que constarán tanto las capacidades como los antecedentes laborales de cada uno, que será el eje de desarrollo de los programas sociales. La CFT reconoce la labor de los movimientos sociales, sus esfuerzos para sindicalizar a los trabajadores de la denominada economía popular y su derecho a integrar la CGT», puntualizó el espacio en un escrito.

Además, se pronunció por impedir por todos los medios «la fabulosa elusión y evasión impositivas ejecutadas por diversas vías, como las relacionadas con las exportaciones e importaciones, las tercerizaciones y el funcionamiento informal de los variados segmentos del mercado, lo que desfinancia al Estado y provoca graves consecuencias para la economía nacional y sus trabajadores», concluyó la Corriente Federal de Trabajadores.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar