Samsung sigue apostando a las pantallas flexibles: trabaja en un celular que se transforma en un reloj pulsera

El gigante surcoreano patentó un teléfono que puede curvarse hasta ser utilizado como un brazalete, incorporando algunas características interesantes

Así lo indica una patente solicitada por el gigante surcoreano en la Organización Internacional de Propiedad Intelectual que fue publicada hace unos días y describe un smartphone con un display que “enrosca” hasta convertirse en brazalete.

El diseño también incluye una trabaja para evitar que el teléfono vuelva a su posición “plana” una vez que está plegado en la mano.

También muestra un control deslizante en el panel posterior que puede ser fácilmente operado con un solo dedo. Al empujarlo hacia abajo, el smartphone queda en un posición no plegada para que no pase a su formato “enroscado”.

El documento también menciona imanes que atraen cada punta para ayudar a que el dispositivo adopte su forma curva. También dispone de eslabones hacia los costados para favorecer el plegado.

En uno de los lados, el equipo posee una cámara mientras que en la zona inferior posee un espacio para una conexión que podría servir para cargar el teléfono.

No es la primera vez que un dispositivo de estas características es abordado por una tecnológica: Lenovo, en 2016, mostró algo similar; en tanto que TCL estaría trabajando también en un teléfono que se adapta a la curvatura de la muñeca.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar