Pertenecen a Luis Sosa restos óseos encontrados en Roca

En dicho centro pudo determinarse, luego de un estudio pormenorizado de ADN, en primer término que se trataba de un hombre y luego que efectivamente el cráneo le pertenecía a Luis Sosa.

Sobre ese cráneo se realizaron anteriormente diversos estudios buscando verificar su identidad. El primero de ellos fue concretado por referentes del Cuerpo de Investigaciones Forenses, quienes sugirieron que para arribar a mayores precisiones se realice un examen antropológico.

Ese estudio posterior concluyó que se trataba de un hombre adulto “con signos de haber estado expuesto algún tiempo a la superficie y con perforaciones y mordeduras de canidos y/o carroñeros”.

Finalmente, la Fiscalía remitió los restos al Laboratorio Regional, cuyo procesamiento demandó más de dos meses de análisis para arribar al perfil genético que luego fue cotejado con las muestras obtenidas de ocho grupos familiares de desaparecidos en la zona.

Muchas de las muestras que componían el banco del Laboratorio tuvieron que ser re-analizadas para aumentar la cantidad de marcadores ya que al momento de ser tomadas (algunas datan del año 2012) se comparaban sólo 15 y hoy hay más de una veintena de marcadores susceptibles de otorgar compatibilidades.

La investigación incluyó 218 rastrillajes y la toma de declaraciones testimoniales, que coincidían en que el hombre estaba atravesando una fuerte depresión y se había alejado solo de su hogar. No obstante, luego de una denuncia posterior realizada por parte de la familia del hombre, se iniciaron medidas tendientes a agotar dicha línea de investigación que no arrojaron resultados positivos.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar