La ambulancia tardó en llegar y tuvo al bebé en la vereda

Eva tuvo a su bebé afuera de su casa en el barrio Obrero B, de Cipolletti y su pareja, Facundo, fue el partero. La ambulancia llegó para cortar el cordón umbilical

Una joven cipoleña dio a luz a su bebé en la vereda y su pareja tuvo que hacer de partero porque la ambulancia tardó casi una hora en llegar. Samuel nació a la 1.25 de la madrugada del domingo y pesó 3,500 kilos. Tanto la mamá como el pequeño se encuentran en buen estado de salud y serán dados de alta mañana. A pesar de los inconvenientes y contratiempos, los flamantes padres están felices de haber recibido a su hijo.

El papá del nene, Facundo, contó en diálogo con La Mañana de Cipolletti que el viernes por la noche llevó a su pareja, Eva, al hospital local porque había comenzado con contracciones. Allí, el médico que la atendió le comentó que tenía predelitación, le pasó suero y luego le indicó que regresara a su casa a descansar.

El sábado a las 17 volvió a tener contracciones, por lo que regresaron al nosocomio, le pusieron una inyección y le dijeron -una vez más- que se quedara tranquila en su casa.

“Minutos antes de la medianoche volvió a tener contracciones, pero esta vez fueron más fuertes y tuve que llamar a emergencias porque se me había roto la camioneta y no la podía trasladar. Cuando pasamos el portón, Eva comenzó con trabajo de parto. Llamé a mis suegros, ellos llegaron en 20 minutos y estuvieron con nosotros en todo momento”, relató el joven.

En medio de la desesperación de la mamá de tener que dar a luz en la vereda y la del papá de tener que actuar de partero sin tener experiencia, llegó un móvil policial a la vivienda. “Nos dijeron que antes que llegara la ambulancia tenían que estar seguros de que lo que dijimos era verdad. ¿Cómo le vamos a mentir con una cosa así?”, cuestionó Facundo entre risas, pero algo indignado.

“Esta experiencia no me la voy a olvidar jamás”, comentó Facundo.

Lo cierto es que mientras esperaban que llegara personal de salud, Eva tuvo a su pequeño Samuel afuera de su casa, ubicada en el barrio Obrero B de Cipolletti, en el Lote 17.

“Minutos después llegó la ambulancia, se bajó una chica y le cortaron el cordón umbilical porque nosotros no teníamos ningún instrumento para hacerlo correctamente. La subieron a la camilla y la llevaron al hospital. Ella está bien y mi hijo, también. Ahora quedó en incubadora por el frío que pasó, pero ya mañana les van a dar el alta. Por suerte, no hubo inconvenientes”, detalló Facundo.

Samuel nació el 17 de marzo a la 1.25 de la madrugada en la vereda de su casa. Pesó 3,500 kilos aproximadamente y es el primer varoncito de la pareja. A pesar de todo, Eva y Facundo están felices de tener en sus brazos y en buen estado de salud a su pequeño hijo.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar