Politica

Hace 19 años, De la Rúa inauguraba el «corralito»

Hace diecinueve años comenzaba una de las etapas más oscuras para la economía y la política argentina.

Hace diecinueve años comenzaba una de las etapas más oscuras para la economía y la política argentina. El 3 de diciembre de 2001, Argentina se enfrentó a un «corralito», decretado por Fernando de la Rúa. De esta forma, el presidente y su ministro de Economía, Domingo Cavallo, serían recordados por generaciones que perdieron gran parte de sus ahorros.

En concreto, el corralito supone la limitación del Gobierno a la libertad para disponer del dinero en efectivo depositado en las entidades bancarias por parte de los titulares de las cuentas. Además, tampoco permite movimientos financieros, como las transferencias al extranjero.

Bajo el peso de una grave crisis de deuda, de unos 100.000 millones de dólares, provocada por una política de sobreendeudamiento, que degeneró en una falta de liquidez y una masiva fuga de capitales, en los 11 primeros meses de 2001 se retiraron 18.000 millones de dólares de las cuentas bancarias, debido a la enorme desconfianza de los ciudadanos en la solidez de las entidades.

A partir de la gravedad de la situación, el primer día de diciembre de 2001, Cavallo anunció las restricciones para retirar el dinero que los ciudadanos tenían depositados en cuentas corrientes y cajas de ahorro, es decir, el cierre bancario. El corralito como medida de emergencia comenzó con la limitación a 250 dólares de retirada, pero terminó con la restricción total y con la congelación de los depósitos de ahorradores.

La drástica decisión llevó a semanas de caos entre protestas y represiones policiales, que acabaron con la vida de varias personas. Como consecuencia, el 20 de diciembre de 2001, De la Rúa decidió salir volando en su helicóptero y abandonar el poder.

Algunos ubican el origen de la crisis argentina en el gobierno de Carlos Menem, quien impulsó la famosa convertibilidad, equiparando el valor del peso argentino al dólar, , provocando una reacción en la competitividad de la economía argentina. Lo cierto es que el país se encontraba sumido en una grave recesión desde hacia años y, a pesar de los intentos desesperados de la coalición La Alianza, formada por la Unión Cívica Radical y el Frente País Solidario, para evitar el colapso de la economía argentina, el resultado fue un aumento de la deuda.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba