Ciencia

Descubrieron fósiles de seis ciervos de más de 10 mil años de antigüedad

El hallazgo tuvo lugar a cinco kilómetros de la ciudad bonaerense de San Pedro, en una capa de sedimentos de origen eólico.

Cuarenta fragmentos de restos fósiles de seis ciervos que tienen más de 10.000 años de antigüedad fueron hallados en la ciudad de San Pedro por el equipo del Museo Paleontológico de esa ciudad bonaerense.

Entre los restos hay varios húmeros, fémures parcialmente conservados, algunos muy completos», dijo sobre el descubrimiento José Luis Aguilar, director del Museo.

Los restos incluyen «parte de una escápula, la parte superior de un cráneo, una mandíbula con algunas piezas dentales y una columna con algunas de las vértebras de estos animales» e incluso «una de las patas delanteras que está bastante completa y articulada», agregó.

El hallazgo tuvo lugar a cinco kilómetros de la ciudad de San Pedro, en una capa de sedimentos de origen eólico, es decir que fueron depositados por vientos de mayor intensidad que los que hoy predominan en la región, según los especialistas.

El investigador de la División Paleontología de Vertebrados del Museo de La Plata (MLP) y del Conicet Germán Gasparini aseguró que «este hallazgo tiene una gran relevancia científica por varias razones, entre las cuales la variedad y abundancia de los materiales fósiles, las edades relativas de los ejemplares hallados, el excelente grado de preservación y su procedencia geográfica y estratigráfica».

«De manera preliminar nos inclinamos a pensar que podría tratarse de un grupo o pequeña manada de ciervos pertenecientes al género Hippocamelus, cuyos representantes vivientes son denominados comúnmente huemules o tarucas», añadió.

Los investigadores consideran que estos animales podrían haber conformado un mismo grupo o manada, por lo que de confirmarse esa hipótesis «sería la primera vez que en nuestra región se encuentra un grupo asociado de tantos ejemplares y, posiblemente, pertenecientes a una misma especie, conformado por ejemplares de distintas edades y en diversas etapas de desarrollo».

«De confirmarse que se trata de un ciervo perteneciente al género Hippocamelus, también nos estaría indicando condiciones climáticas y ambientales muy diferentes a las que conocemos hoy en la región», precisó.

En tanto, Nicolás Chimento, integrante del Museo Argentino de Ciencias Naturales (MACN) y del Conicet, aseguró que «los representantes del género Hippocamelus que viven en la actualidad son de mediano tamaño, pesan entre 40 y 100 kilogramos, y poseen una altura al lomo del animal no mayor a los 90 centímetros».

El investigador sostuvo que se están realizando «estudios morfológicos y morfométricos comparativos con otras especies de ciervos sudamericanos, tanto fósiles como actuales».

A partir de este descubrimiento, se inició una tarea conjunta entre el Grupo Conservacionista de San Pedro y los integrantes del Conicet Gasparini y Chimento.

Según indicaron los especialistas, este estudio abordará aspectos sistemáticos, anatómicos, estratigráficos, paleobiogeográficos y paleoecológicos.

Fuente
Télam
Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba