Cada año se deshecha un tercio de los alimentos que se producen en todo el mundo

Esto equivale a 1.300 millones de toneladas de alimentos que no consumimos y descartamos.

El desperdicio alimentario es uno de los grandes problemas que golpean al planeta y a la humanidad en su conjunto. Mientras los índices de pobreza van creciendo, también lo hacen, a la par, las toneladas y toneladas de alimentos que desperdiciamos.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se desperdician un tercio de todos los alimentos que se producen en un año en todo el planeta. Esto quiere decir que, al año, hay 1.300 millones de toneladas que descartamos sin consumir.

A nivel mundial, conocemos como ‘pérdidas de alimentos’ a la reducción de la masa comestible de alimentos que se genera en las primeras etapas de las cadenas. Puntualmente en la producción primaria, el transporte, el procesamiento, el almacenamiento y el comercio mayorista. En cambio, nos referimos a ‘desperdicios de alimentos’ cuando se deshecha comida en las etapas de comercio minorista e, incluso, en etapas de preparación y consumo, en servicios alimentarios institucionales, en sector gastronómico, en hotelería y en nuestros hogares.

El sistema de producción de comida es el de mayor impacto negativo. Es, por lejos, la mayor causa de deforestación, es la causa principal de la erosión del suelo, es el principal emisor de gases de efecto invernadero.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar