AmbienteHuerta y Jardín

11 insectos que benefician nuestra huerta y el jardín

Los insectos pueden ser grandes aliados en la huerta o el jardín, para mantener a raya las plagas y la buena salud de nuestras plantas. Sin usar agroquímicos. Mirá

¿Por qué deberíamos atraer a los insectos beneficiosos?

Antes de conocer a cada uno de ellos y sus beneficios para el jardín, es importante tomarse un momento para considerar por qué exactamente deberías recurrir a este método de control biológico de plagas en lugar de utilizar químicos

En primer lugar por nuestra salud, ya que no tenemos que utilizar pesticidas químicos, y este método el 100% orgánico. Por otra parte no tiene ningún costo económico, y ayudarás a equilibrar el ecosistema, mejorando el suelo.

Utilizando métodos naturales, atraeremos insectos polinizadores, una tarea que requiere poco o ningún esfuerzo.

Sabemos que muchos insectos son resistentes a los pesticidas. Sin embargo, no son resistentes a ser comidos por un depredador, por ello conocerlos puede salvar tu huerta o el jardín.

Insectos beneficiosos para el jardín y la huerta orgánica

1. Las mariquitas o Vaquita se San Antonio

Los coccinélidos son una familia de insectos coleópteros de la superfamilia Cucujoidea. ​Las mariquitas no sólo son inofensivas, coloridas y hermosas, sino que también son defensoras incondicionales de la huerta. De hecho, las mariquitas son probablemente el insecto más conocido que todo el mundo quiere tener en su jardín.

Esto se debe a su gran capacidad para alejar a los desagradables bichos que destruyen tus plantas. Se ha demostrado que una sola mariquita es capaz de comer más de cincuenta pulgones por día, lo que suma unos cinco mil en su vida.

También tienen apetito por los gusanos harinosos, las chicharritas y los ácaros. Como ventaja añadida, no tienes que preocuparte de que las larvas de mariquita se coman tus plantas o de que los pequeños bichos sean devorados por los depredadores, ya que segregan un olor que no gusta a otros insectos.

Cómo podemos atraerlas: Plantando eneldo, hinojo, cilantro y milenrama para atraer a las mariquitas de color naranja, rojo y amarillo.

2. Mosca taquínidas

Los taquínidos son una numerosa familia de dípteros braquíceros de gran diversidad, con más de 10 000 especies; posiblemente quedan muchas más por describir. Son conocidas por sus extraños hábitos de incubación. Una mosca insertará sus larvas en un insecto destructor, como un escarabajo japonés, la polilla gitana, el gusano de la col, la mosca de la sierra o la oruga de la carpa, por nombrar sólo algunos.

Este huésped vivo servirá de incubadora para la larva y, cuando esté lista para eclosionar, se comerá al bicho de dentro a fuera, matándolo mientras emerge.

Aunque parezca algo sacado de una película de terror, este fascinante proceso es la naturaleza en su máxima expresión. Es una buena idea tener a estas moscas de tu lado y animarlas a que se queden un tiempo en tu jardín. Además, las moscas taquínidas ayudan a polinizar tu jardín, lo que las hace más deseables.

Cómo atraerlas: Planta eneldo, perejil, trébol y otras hierbas verdes. ¿A quién no le gusta en un huerto?

3. Avispas bracónidas

Los bracónidos son una familia de himenópteros apócritos de la superfamilia Ichneumonoidea. Es considerada la segunda familia del orden Hymenoptera en tamaño. Otro insecto de tipo parasitario. Pero en este caso, es realmente una buena cualidad. Las avispas bracónidas adhieren sus larvas al gusano del tomate, una grave plaga para los cultivadores de tomate de todo el mundo.

Las larvas comienzan a crecer y se alimentan del gusano del tomate a medida que maduran. Las avispas bracónidas también se propagan con gran rapidez. Una sola hembra puede poner entre cincuenta y cuatrocientos huevos al mismo tiempo, lo que significa que estos insectos pronto serán tu mayor defensa contra los temidos asesinos de tomates.

Aunque técnicamente son avispas, estos insectos voladores son amistosos y sólo pican si se les provoca.

Cómo atraerlas: Cultiva plantas de néctar con flores pequeñas, eneldo, perejil y zanahorias silvestres.

4. Mantis religiosa

Mantis religiosa, comúnmente llamada santateresa, mamboretá, campamocha o tatadiós o simplemente mantis, es una especie de insecto mantodeo de la familia Mantidae. Aunque a menudo pueden parecer intimidantes merodeando por el jardín, la mantis religiosa es en realidad una criatura maravillosa para tener cerca y te ayudará a deshacerte de orugas, polillas, escarabajos, grillos y más.

Cómo atraerlas: Les encanta la hierba alta, pero también les atraen los arbustos, el eneldo y las caléndulas.

 

abajo de tierra:

Los escarabajos de tierra disfrutan comiendo babosas, caracoles, gusanos cortadores de hojas, gusanos de la col, orugas y otros insectos que pasan el tiempo arrastrándose por el suelo.

También son increíblemente voraces. Una larva de escarabajo de tierra puede comer hasta cincuenta orugas con facilidad.

Cómo atraerlos: Crea una pila de compost (si no la tienes ya) y planta muchas plantas perennes. Los escarabajos de tierra colocan sus larvas en el suelo al final de la estación cálida y, a medida que eclosionan, limpian el suelo de bichos malos antes de emerger en la primavera. También ayudan al deterioro del compost y aportan la tan necesaria materia orgánica a tu pila.

6. Chinches soldado espinosas

Técnicamente una chinche apestosa, las chinches soldado con espinas se definen (como su nombre indica) por una espina distintiva que recorre su espalda. Así que si ves a estos tipos en tu jardín, no te asustes. Son depredadores naturales de orugas y larvas de escarabajos, y les encanta comer escarabajos de la patata y escarabajos de la judía, concretamente.

A diferencia de la chinche verde que es una de las más comunes en un huerto y tiende comer los cultivos, la chiche soldado espinosa solo se alimenta de otros insectos, es importante no confundirlas.

Cómo atraerlas: Las chinches soldado espinosas se sienten atraídas por las flores perennes de colores a las que pueden volver temporada tras temporada. Esparce plantas perennes entre tus verduras para atraerlas a la zona de cultivo.

7. Chinches damisela

Nabidae es una familia de insectos que contiene a las chinches damisela en el orden Hemiptera. Esta familia contiene más de 500 especies en 23 géneros.​ Incluso si no luchas contra una infestación en particular, las chinches damiselas son una gran adición a tu jardín. Son un insecto maravilloso para comer criaturas dañinas como ácaros, pulgones, gusanos de la col y orugas.

Cómo atraerlas: Planta menta verde, hinojo y alcaravea para que tu jardín sea una morada hospitalaria para las chinches damiselas.

8. Chinche pirata diminuta:

La chinche pirata diminuta es un insecto fenomenal para atraer si tienes un problema serio de plagas y tu jardín parece estar invadido de bichos malos. No son exactamente exigentes con su comida y se comerán prácticamente cualquier bicho que encuentren.

Esto podría ser preocupante si estás trabajando en la construcción de su población de bichos buenos, ya que no discriminan en la elección de una comida y puede pasar más tiempo la erradicación de los insectos que realmente quieren alrededor.

Sin embargo, les gustan especialmente los trips, los ácaros y los pulgones, por lo que son una excelente opción si luchas contra alguna de esas plagas y no has podido erradicarlas con otros medios naturales.

Cómo atraerlas: Las atraerá más fácilmente un montón de hojas en descomposición en un rincón del jardín. Sin embargo, también puedes plantar alfalfa y margaritas para animar a la chinche pirata diminuta a pasarse por allí.

9. Mariquita harinero (destructores de cochinillas)

Estos bichos son extremadamente eficaces para hacer frente a las cochinillas algodonosas. Estas cochinillas parecen pequeños trozos de pelusa en tus plantas y pueden filtrar la savia de los tallos, causando daños y quitando nutrientes al fruto de la planta. Estas plagas pueden ser destructivas, por lo que es importante traer destructores de cochinillas lo antes posible.

Cómo atraerlas: En realidad, sólo tienes que preocuparte de atraer a los destructores de cochinillas si has detectado un problema de cochinillas en tu jardín. Planta eneldo, vara de oro, girasoles e hinojo para que estos caballeros de brillante armadura acudan al rescate de tus plantas en riesgo.

10. Crisopas

Los crisópidos son una familia de insectos del orden Neuroptera; reciben los nombres comunes de crisopas, crisopas verdes, crisopas de alas verdes, ojos dorados, león de áfidos, alas de encaje, hadas bonitas, loritos, entre otros. Las crisopas no sólo son un hermoso insecto para ver revolotear alrededor de tu patio trasero, sino que también son extremadamente prácticas y comen una serie de plagas desagradables en su etapa de larva, incluyendo pulgones, moscas blancas, chicharritas y cochinillas.

Cómo atraerlas: Planta cilantro, angélica o eneldo.

11. Abejas

Aunque esto debería ser obvio, las abejas son esenciales para la polinización de cualquier jardín. Si cultivas cualquier tipo de fruta o verdura o flores polinizadoras, querrás que tu jardín sea un hogar feliz para las abejas.

Cómo atraerlas: Planta plantas perennes, anuales de colores y muchas frutas y verduras. Las abejas acudirán allí donde haya néctar. Estas plantas son las mejores para un jardín apto para las abejas.

Más consejos para atraer a los insectos beneficiosos

  • Poné un pequeño plato de agua en tu huerta para tus nuevas amigas.
  • Proporcioná piedras y mantillo para darles sombra y refugio.
  • Cultiva una gran variedad de plantas para aumentar la diversidad de tu población de insectos.
  • Aseguráte de investigar qué insectos son malos y cuáles son buenos.
  • Mezclá las plantas que atraen a los insectos buenos con tus otras plantas para asegurarte de que visitarán todos los rincones de tu huerta.
  • Deja algunas zonas con césped alto para atraer a una gran variedad de insectos.
  • Aseguráte de no utilizar químicos, aerosoles, o agroquímicos.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba