Río NegroÚltimas Noticias

Weretilneck afirma que los mapuches llevan adelante un reclutamiento de jóvenes para la lucha

El Gobernador rionegrino sembró sospechas sobre el resultado de la inspección en la comunidad Lafken Winkul Mapu, tras el asesinato de Rafael Nahuel. También habló de “reclutamiento” por parte de la RAM. Admitió no contar con información detallada.

Para el Gobernador Alberto Weretilneck, la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) existe y recluta jóvenes para su lucha; el asesinato de Rafael Nahuel se produjo durante “un enfrentamiento”; y “no es objetivo” el resultado de la inspección ocular realizada el pasado jueves en la comunidad Lafken Winkul Mapu. A pesar de tener esas convicciones y haberlas hecho públicas a través de los medios de comunicación, el Gobernador no presentó prueba alguna, y hasta admitió desconocimiento sobre el tema.

El encolumnamiento de Alberto Weretilneck con el Gobierno nacional lo llevó a apresurarse a sacar conclusiones sobre el supuesto “enfrentamiento” entre integrantes de la Prefectura y la comunidad mapuche, el sábado 25 de noviembre, cuando fue ultimado Rafael Nahuel.

«Después de muchos intentos de negociación por parte del Juez y la Fiscal no se logra y el jueves (23 de noviembre) se realiza el desalojo, sin heridos, ni inconvenientes. Queda una guardia de Prefectura que se encuentra con un grupo de 15 a 20 personas,se produce un enfrentamiento y ahí pasa esta situación”, arriesgó Weretilneck en dialogo con medios nacionales, para inmediatamente después aclarar: “El detalle no le puedo decir porque no lo conozco».

Y avanzó sobre la teoría de lo inútil de la inspección ocular doce días después. “Creo que no es objetivo el resultado que pueda haber tenido el análisis de la escena del crimen”, dijo, y agregó: “Me parece que después de 12 días no hay ninguna escena del crimen protegida, por lo tanto el juez va a tener que hacer un esfuerzo enorme para poder tener cuestiones objetivas que no signifiquen nulidades más adelante. Pasado ese tiempo no hay ninguna escena de crimen objetiva que pueda mostrar lo que pasó en el lugar esa tarde”. En cambio, tanto del expediente judicial como de fuentes cercanas a la investigación, se valoró el resultado de la diligencia en el lugar, y es inminente la realización de nuevas pericias derivadas de los hallazgos en la comunidad.

foto Eugenia Neme

Sin embargo, Weretilneck avanzó en su diatriba: “No acuso directamente a los activistas porque no sé si lo hicieron, pero 12 días después no es objetivo el resultado que pueda haber tenido el análisis criminalístico. Le puede haber servido al juez el hecho de observar la situación, dónde estaban los activistas y dónde estaba la Prefectura, y evaluar lo que pudo haber pasado. Pero lo que es objetivo, si hubo casquillos de uno u otro sector, no es el elemento que vaya a ser definitivo en la causa”, planteó.

Sus dichos están muy lejos de la verdad. Los peritos y técnicos que participaron del rastrillaje coincidieron en señalar que la zona es muy compleja de “limpiar”. De hecho, los 31 casquillos de balas de armas 9 mm fueron encontrados con detectores de metales y, alguinos de ellos, en lugares de difícil acceso.

Por otra parte, en sintonía con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el Gobernador rionegrino dio por cierta la existencia de la RAM, y hasta le atribuyó la capacidad para “reclutar” jóvenes de las ciudades.

“Por lo que tengo entendido, el joven (por Rafael Nahuel) no tenía militancia conocida en la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche), no sé cuál habrá sido la circunstancia por la cual estaba en ese lugar”, indicó al Diario Río Negro, y en ese contexto aseguró que existo un sistema de “reclutamiento de jóvenes” para participar en la causa rebelde (no está encomillado, por lo cual debe adjudicarse la frase al Diario) de las comunidades mapuches.

Para Weretilneck “la RAM es un grupo violento. No hay ningún tipo de negociación posible, el diálogo no les interesa»; y hasta señaló que “la Justicia trató de dialogar con los jefes de la toma pero fue imposible”, porque mantuvieron “una actitud de no negociar». En realidad, la comunidad se presentó ante la Justicia un día antes del desalojo para intentar un espacio de diálogo.

No existen testimonios o pruebas en el expediente judicial de la presencia de miembros de la Resistencia Ancestral Mapuche, ni de armas, o elemento alguno que confirme el supuesto “enfrentamiento” argumentado por el Gobierno Nacional y Weretilneck para justificar la represión a la comunidad Lafken Winkul Mapu.

La presencia de armas en manos de los mapuches, de casquillos de disparos de esas armas que abonen la idea del “enfrentamiento” son todos datos también descartados por los resultados de la inspección ocular, según los dichos de los partícipes de la diligencia y el acta correspondiente. (En Estos Días)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba