Policiales

Horror en Tucumán: Afirman que Rocío fue asesinada por su familia

La madrina de la nena, su pareja y su yerno, están acusados de haberla matado para tapar otros delitos de maltrato infantil. Identificar los restos óseos encontrados tardará 90 días.

Según el fiscal Ignacio López Bustos, Rocío Milagros Rojas, la niña de cuatro años desaparecida el jueves en Tucumán, habría sido asesinada y su cuerpo calcinado, descuartizado y arrojado, una parte a un pozo ciego y otra al río Colorado, en la localidad de Lules.

La madrina de la niña, su pareja y el yerno de la mujer están imputados por homicidio cuádruplemente agravado por alevosía premeditado por dos o más personas por crimins causa, es decir, matar para tapar otro delito. A los dos hombres se le suma además el agravante de femicidio.

El fiscal de la causa, Ignacio López Busco, pidió seis meses de preventiva para los imputados y contó a Cadena 3 cómo se habrían dado los hechos.

“En forma conjunta sometieron a la menor a maltratos inhumanos en diversas ocasiones, con abusos sexual y hechos humillantes, abandonándola en el frío, que finalmente la llevó a la muerte”, indicó.

Tras el deceso, la habrían tirado al pozo negro que habían cavado para una letrina y allí le habrían prendido fuego.

“Más tarde, fueron diseccionándola para hacer desaparecer su cuerpo y llevan los restos en una bolsa de arpillera hacia abajo del puente de rio Colorado, a kilómetros de la ciudad de Reducción y continúan con la modalidad de prenderlo fuego para eliminar los restos de la menor y retirarse del lugar”, relató.

La niña estaba en custodia de la madrina, aunque sin orden judicial. Vivía en un asentamiento en condiciones precarias y sospechan que había una intensión de tapar otros delitos cometidos a la menor.

Dentro de 90 días estarían los resultados para determinar si los restos óseos encontrados pertenecen a la pequeña.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba