Especialistas alertan sobre el aumento de accidentes domésticos durante el aislamiento

“La mitad de todas las lesiones oculares ocurren en el hogar, y el confinamiento es la excusa para realizar actividades hogareñas siempre postergadas. Hay que prestar especial atención al cuidado de los ojos ante tareas como refacciones en el hogar que pueden terminar con tornillos o clavos lanzados accidentalmente hacia los ojos”, advirtió Germán Bianchi, oftalmólogo y jefe de trasplante de córnea en la Clínica Nano.

Bianchi afirmó a la agencia Télam que en “lo que va del aislamiento se intensificaron estas consultas, y más en adultos que en niños. Mucha gente pide delivery, pero otra empezó a cocinar”, también advirtió.

En la misma línea, sostuvo que con el uso de ciertas herramientas se puede recibir una astilla en algún ojo, o tareas en el jardín con cortadoras de césped, podadoras e, incluso, palas pueden arrojar tierra y escombros al aire.

“Sólo 3 de cada 10 personas usan gafas protectoras mientras realizan algunas actividades y, por lo tanto, podría dañar los ojos”, dijo, y aseveró que “el empleo de anteojos reduce las lesiones en un 90% aproximadamente”.

Al respecto, aconsejó la utilización de anteojos al usar limpiadores de horno y lavandina, al cocinar se debe tener cuidado con salpicaduras de aceite caliente y al taladrar o martillar tornillos o clavos en paredes o superficies duras.

Carlos Lupotti, traumatólogo especialista en cirugía de hombro, codo, muñeca y mano, sostuvo que “las regiones corporales más frecuentemente afectadas en accidentes domésticos son las extremidades, en particular, las superiores (alrededor del 45% de los casos). La cocina es el área en donde se produce casi la mitad de los siniestros”.

“El miembro superior y la mano están afectados en un 40% de las quemaduras”, destacó Lupotti, y manifestó que “hubo un incremento en las consultas por accidentes durante el confinamiento”.

Según el especialista, las lesiones más frecuentes en tiempos de pandemia son por heridas con serruchos o cuchillas afiladas.

“Hay gente que optó por hacer trabajos de jardinería o herrería, y hemos recibido martillazos, dobladuras o esguinces porque se enganchan con amoladoras y taladros.También tuvimos caídas de escaleras por tratar de arreglar un placard”.

Además, dijo que tienen consultas por lesiones musculares al hacer gimnasia virtual “sin tomar los recaudos como elongar antes y después de una clase”.

Además de los accidentes caseros, el especialista destacó las afecciones de diversa gravedad a consecuencia de la realización de las tareas manuales con demanda física de tipo postural y repetitivo.

“Asear la vivienda, manipular ollas o baldes cargados, realizar las compras o atender a un bebé son actividades potencialmente peligrosas para la columna vertebral y las extremidades superiores si no se ejecutan con precaución y bajo principios ergonómicos”, alertó.

“Aumentaron las consultas de lesiones simples” porque muchas personas “arreglan cosas en la casa cuando no están habituados a hacerlo”, advirtió Facundo Bilbao, médico especialista en pie y tobillo, de traumatología del Hospital Italiano.

Y añadió: “Las lesiones domésticas más comunes son fracturas en los dedos menores, dolores musculares y tendinosis por uso de pantuflas o calzados de descanso”.

El traumatólogo afirmó que la mayor cantidad de estas consultas la realizan adultos de más de 40 años que se lesionan “arreglando bicicletas y techos”.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar