Puro Rock Nacional

El día que se bailó rock por primera vez en la Argentina

El Archivo General de la Nación publicó unas curiosas imágenes de la llegada del género al país, en 1957, y cómo enloqueció a los primeros jóvenes que se animaron a bailarlo.

El Archivo General de la Nación publicó en sus redes un video de 1957 que anunciaba la llegada del rock a la Argentina. En las imágenes, en blanco y negro, muestra a parejas bailando la nueva sensación. “Creíamos que la historia del baile estaba completa. Pero no era así, faltaba algo. El inconcebible e indefinible rock. Vino del norte, y vino despacio a pesar de su ritmo. Pero llegó y aquí lo tenemos a la vista”, describe un característico locutor.

También, el conductor se pregunta sobre su origen: “¿Es un baile? ¿Es un deporte? ¿Es las dos cosas a la vez? Creemos que no es ninguna. Pero a sus modernos y jóvenes cultores, no les importa lo que es. Si no es baile no interesa, lo bailan lo mismo, y hay que ver cómo lo bailan. Aquí lo tienen, y que cada uno lo juzgue como quiera”. También destacó que en ese año -1957- quedaría marcado como el del inicio de “la era del rock”.

Por aquellos días, un 29 de agosto, se estrenó la película nacional “Venga a bailar el rock”, dirigida por Carlos Marcos Stevani y protagonizada por Eber Lobato, Alberto Anchart (h), Nélida Lobato, Pedrito Rico, Alfredo Barbieri, Amelita Vargas, Eddie Pequenino y Guillermo Brizuela Méndez, entre otros. Fue la primera película iberoamericana que tiene como tema principal al rock. La banda musical fue compuesta en gran parte por Lalo Schifrin, en su primera participación cinematográfica.

Un tiempo antes, en 1955, se estrenó en el país Semilla de maldad (Blackboard Jungle) . El film, protagonizado por Glenn Ford y Anne Francis, contaba la historia de un exmilitar que aceptaba el cargo de profesor en un colegio público de chicos marginales y conflictivos. La película arrancaba al ritmo de “Rock Around the Clock”, de Bill Haley and His Comets. Su estreno en Buenos Aires provocó que varios jóvenes se pusieran a bailar en la sala.

Otro momento que llamó la atención a los medios argentinos fue la llegada, en mayo de 1958, de Bill Haley y a su banda. Sus temas “Rock Around the Clock”, “Shake, Rattle and Roll” y “See You Later Alligator” estaban entre los temas favoritos. Hasta un grupo de fanáticos lo fue a esperar a Ezeiza, para saludarlo, algo completamente inusual para la época.

Su debut en suelo argentino fue en el teatro Metropolitan. “Una multitud ruidosa y por momentos exaltada colmó la sala del teatro, festejando con prolongados aplausos la presencia de este astro indiscutible del rock”, describía una nota periodística. “Cada uno de los músicos, de por sí, ofreció un verdadero espectáculo rítmico instrumental y vocal, que en determinados momentos fue tapado por los espectadores que les acompañaban marcando el compás y coreando a viva voz”, agregó el periodista en el mismo artículo.

Bill Haley murió a los 55 años, en 1981, en un pequeño pueblo de Harlingen, Texas. El artista, casi en el olvido, no pudo recuperarse de una nueva camada de artistas como Elvis Presley o Los Beatles, que se transformaron en las principales figuras del rock. (La viola)

Etiquetas
Notas relacionadas

Publicaciones relacionadas

Cerrar