EconomíaNoticiasTecnología

Visa, American Express y cuatro bancos ya trabajan en la nueva era de medios de pago

El poder sobre los medios de pago eran potestad de las entidades financieras, pero ahora se suman nuevos jugadores. Y, en muchos casos, se complementan

A nivel global, todo indica que cada vez son más las personas que buscan abandonar el dinero en efectivo y digitalizar por completo su economía. La tecnología viene teniendo un rol clave en la evolución de los medios de pago.

Sobre todo, si se tiene en cuenta que los smartphones son la herramienta más usada para hacer compras online en la mayoría de los países y que el consumidor es cada vez más exigente y demanda tecnología, comodidad y rapidez. Esto obliga a las empresas a desarrollar productos más innovadores.

Por lo pronto, en 2017 hubo 7,1 millones de usuarios de canales electrónicos, según informaron desde el Banco Central. De ese total, 10% pertenece a la banca móvil, 71% operó por home banking y el 19% restante a través de cajeros automáticos.

En un mercado que va sumando nuevos jugadores, compañías como Visa, American Express o MasterCard buscan alternativas para mantener su posición de liderazgo. Tarjetas sin contacto o contactless, con circuito integrado (EMV), pagos móviles o tecnología biométrica son solo algunas de las innovaciones que están explorando.

Desde Visa Argentina aseguran estar enfocados en desarrollar nuevas formas de pago para consumidores en todo momento y lugar, llevando los beneficios de loas transacciones digitales o electrónicas a estos públicos y a la economía en su conjunto.

“Las tecnologías digitales están creando categorías de comercio nuevas como, por ejemplo, el comercio electrónico y el móvil. Además, se están generando nuevas formas de realizar compras en el mundo físico, como usar un teléfono o dispositivo portátil habilitado con tecnología de pagos sin contacto, escanear un código QR o, simplemente, hacer clic en un botón”, detallan desde la compañía.

Además, desde la firma añaden: “Actualmente, estamos en las puertas de un gran cambio en la omnipresencia de los pagos y en lo que significa abonar ‘en y desde cualquier lugar’. Casi cualquier dispositivo conectado puede transformarse en un lugar donde ir de compras, comprar y saldar la operación. Esta es la nueva era del comercio conectado”.

En la estrategia de la compañía, aseguran que incluso tienen bajo el radar la posibilidad de que en un futuro se recurra a equipos conectados a Internet de las Cosas y prometen “facilitar la cancelación desde cualquier dispositivo, al igual que se lo hace pasando una tarjeta”.

Por su parte, Paula Ramos Mejía, Account Development Manager de American Express Argentina, comenta a iProUP que uno de los grandes pilares de la firma “es abrir nuevos e innovadores canales de pago y hacia allí apunta la estrategia que se viene desarrollando en Argentina”.

La ejecutiva señala que American Express está trabajando “con las fintechs y los nuevos jugadores del mercado, tales como agregadores, wallets y otros participantes”.

“Promovemos las nuevas formas de pago. Por ejemplo, estamos trabajando junto a MercadoLibre para impulsar el wallet, en abonar servicios, pagos con QR y recargas de SUBE, entre otros. Para esto estamos acercando a nuestros socios distintas propuestas de marketing para que puedan probar estas nuevas metodologías”, completa Ramos Mejía.

Estar cerca (de las fintech) es muy bueno
Aunque en un principio la relación no parecía ser muy amigable, en la actualidad todo indica que el vínculo entre entidades financieras y las fintech es necesariamente cercano.

Las entidades financieras se han tenido que rendir frente al talento, las ideas y la tecnología de muchos emprendimientos con soluciones innovadoras para los usuarios, sobre todo, aquellos no bancarizados quienes, hasta hace algunos años, quedaban fuera del sistema.

“Estamos muy relacionados directamente con ellos en distintos ámbitos, como CACE o la Mesa de Innovación del Banco Central, entre otros. Buscamos trabajar junto a las fintechs para complementarnos y desarrollar el ecosistema de medios de pago”, confirma Paula Ramos Mejía, de American Express.

Visa también se encuentra trabajando en colaboración con startups en el sector de fintech para continuar transformando la industria de pagos electrónicos alrededor del mundo.

“Muchas de estas empresas están mejorando el acceso a una amplia variedad de servicios financieros, tanto para los segmentos bancarizados como no bancarizados de la población”, aseguran desde la empresa.

“A través de nuestro programa Visa’s Everywhere Initiative buscamos asociarnos con startups innovadoras que traigan nuevas ideas para solucionar retos del negocio, influenciar la estrategia de productos y apoyar a nuestros clientes”, explicaron desde Visa.

Seguridad ante todo

Hoy, la industria de los servicios financieros está innovando en seguridad sobre cada canal transaccional.

“Hasta hace poco, la única seguridad que teníamos era un PIN para cualquier canal que usáramos. Ahora, al operar por home banking se verifica el dispositivo desde el cual uno hace la transacción, o bien se estudia el comportamiento del usuario para realizar un entrecruzamiento con su operatoria habitual”, señaló Sebastián Stranieri, CEO de VU Security, compañía especialista en la materia.

“Lo más novedoso, sin dudas, es el uso de reconocimiento facial en el proceso de registro y posterior uso de canales digitales, el cual hemos implementado en múltiples bancos y fintechs”, completó el experto.

En este sentido, los bancos Supervielle, Macro, Galicia e ICBC ya han puesto primera e incorporaron este tipo de tecnologías para brindarle mayor protección a sus clientes móviles.

En el caso del Macro, pueden ingresar a la banca móvil con su huella digital o través del reconocimiento facial.

El ICBC, en tanto, ya desde el año pasado habilitó este última modalidad para el acceso a su “app”.

Desde el Supervielle, recurrieron a la biometría para que los usuarios puedan entrar a la aplicación sin clave. Y uno de cada tres ya incorporó esta metodología.

Las entidades tratan de sacar rédito de las nuevas tecnología para brindar una mejor prestación a sus clientes, como también proporcionarles nuevas vías de interacción.

Es el caso del Galicia, que habilitó reclamos vía WhatsApp. Además, también ha avanzado en el ingreso a su app a partir de datos biométricos.

Por el lado de las tarjetas, desde Visa aseguran que para la empresa la seguridad siempre ha sido una prioridad.

“Invertimos más en seguridad que en cualquier otra área de nuestro negocio. Nuestro programa Seguridad de la Información ha sido diseñado para proteger los datos de Visa en todo nuestro espacio de tecnología global y mediante inversiones y mejoras progresivas para prevenir, detectar y actuar ante amenazas específicas”, aseguran.

Por el lado de American Express, Ramos Mejía también resalta la relevancia de brindar soluciones seguras. En este sentido, explica: “Ofrecemos una herramienta que se llama Enhance Authorization, que permite disminuir el fraude y aumentar las ratios de aprobación. Además, contamos con un equipo de profesionales que capacita a los comercios para mejorar las ratios de contracargos y disputas”.

Y subraya: “La calidad de nuestro servicio es una fortaleza que tenemos y nos apoyamos en eso al momento de acercar y proponer nuevas herramientas a nuestros clientes. La gente relaciona la marca con el servicio, la seguridad y el respaldo que va a tener al momento de realizar una transacción digital, porque se sienten protegidos por la marca”.

El futuro es digital

Los dispositivos conectados están cambiando todo en materia de compras y pagos. El comercio migra cada vez más del mundo físico al digital y las empresas que forman parte del ecosistema financiero no pueden quedar fuera de esta tendencia que gana terreno a nivel mundial.

Cada vez más comercios migran de las PC a dispositivos conectados, incluidos teléfonos móviles, tabletas y dispositivos portátiles (wearables). Los consumidores lideran este cambio a medida que crece su apetito por adoptar nuevas tecnologías y dispositivos.

De acuerdo con Pablo Croci, CMO de Increase, los medios de pago se están transformando día a día y seguramente el escenario sea muy diferente en los próximos años.

“Se están abriendo las regulaciones para que ingresen nuevas tecnologías, las empresas tradicionales están renovando sus productos, creando soluciones innovadoras y mucho más”, comenta el ejecutivo.

Y competa: “El código QR y el contactless están mucho más instalados en el resto del mundo que en Latinoamérica. Recién estamos dando los primeros pasos en la Argentina y a eso se sumarán nuevas tecnologías que apunten siempre a mejorar la experiencia de los clientes”.

Los dispositivos conectados están cambiando la forma de comprar y pagar tal como sucede hoy. Las transacciones por Internet y a través del celular son sólo el comienzo. Esta nueva era está siendo impulsada, en gran parte, por la movilidad y por nuevas tecnologías abiertas y flexibles que facilitan la creación de innovadoras formas de pago.

También está siendo impulsada por el comportamiento de los consumidores, quienes cada vez más recurren a los dispositivos móviles para operar.

“Venimos trabajando para asegurar que estos cambios resulten tan confiables, seguros y beneficiosos para todos en el mundo digital como lo han sido en el mundo físico”, sostienen desde Visa.”

Estamos continuamente introduciendo innovaciones, a través del mejoramiento de nuestros productos, sistemas y servicios, y llevando los beneficios de los canales electrónicos a más personas en más lugares”, completan desde la empresa.

Para Visa, la Argentina es un país muy importante en términos actuales y potenciales en el mercado de pagos electrónicos. Además de ser un jugador muy relevante.

“Estamos trabajando de manera cercana junto a nuestros emisores y adquirentes y demás participantes del ecosistema de pagos, con el objetivo de continuar impulsando el desarrollo de la implementación de soluciones innovadoras de pago, tanto en canales tradicionales como no tradicionales”, exponen.

En sintonía con ello, la ejecutiva de Amex plantea: “Desde nuestro rol como medio de pago observamos que el crecimiento que se viene dando es exponencial. Cada vez más personas optan por cancelar sus servicios a través de alguna de estas billeteras con American Express”.

Según Ramos Mejía, las dos principales son Pago Mis Cuentas/Todo Pago y Mercado Pago, que hoy concentran el 4% del total de transacciones digitales de pago de servicios. No obstante, resalta: “Vienen creciendo al 661% en relación con el año pasado. Se expanden a una gran velocidad y la curva es exponencial”.

Por su parte, Nicolás Gatica, Chief Alliance Officer de Increase, enfatiza: “Muchas de las empresas tradicionales deberán evaluar la alternativa de encontrar aliados entre los nuevos jugadores para correr esta carrera. Todos estos cambios y el entorno más competitivo en cuanto a medios de pago tienen que terminar beneficiando al consumidor, con mejores condiciones y productos innovadores”.

Gran parte de los medios transaccionales que en su momento marcaron pauta en la innovación hoy han quedado obsoletos. Esta evolución es imparable y las empresas deben adaptarse a todos los cambios para satisfacer las necesidades de los consumidores. La experiencia de usuario es esencial para las empresas en todas las industrias, pero para el sector financiero es crítico.

Lo más probable es que el uso del dinero físico se vaya reduciendo en pos de las operaciones virtuales y las empresas del sector deberán estar preparadas. De eso depende el futuro de la industria.

Etiquetas
Notas relacionadas

Publicaciones relacionadas

Cerrar