Judiciales

Unidad Fiscal pidió que se rechace el pedido de prisión domiciliaria de Etchecolatz

La fiscalía evaluó informes médicos para concluir que la salud del ex comisario está garantizada por el Servicio Penitenciario Federal. La defensa técnica pidió el beneficio ante el TOCF N°1 de La Plata, luego de que obtuviera una resolución favorable en las últimas horas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Unidad Fiscal que interviene en los procesos por crímenes de lesa humanidad en La Plata dictaminó este sábado que no debe hacerse lugar al pedido de prisión domiciliaria interpuesto por la defensa técnica del ex director de Investigaciones de la Policía bonaerense, Miguel Osvaldo Etchecolatz, de 91 años de edad, actualmente detenido en la Unidad 34 del Servicio Penitenciario Federal que funciona dentro de la Guarnición Militar de Campo de Mayo.

«Se concluye que la situación de Etchecolatz no ha variado y que los motivos que nos han llevado a sostener el rechazo del planteo del defensor en las numerosas oportunidades anteriores, a los que remitimos, mantienen su vigencia», señalaron en su dictamen los fiscales generales Hernán Schapiro y Gonzalo Miranda, la auxiliar fiscal Ana Oberlin y el auxiliar fiscal Juan Martín Nogueira.

El pedido en trámite fue formulado por el defensor público oficial Gastón Barreiro en la denominada causa «Circuito Camps», en la que el ex comisario resultó condenado a prisión perpetua en diciembre 2012 por delitos cometidos en los centros clandestinos de detención de La Plata comisaría 5ta, Destacamento de Arana y Brigada de Investigaciones, en Puesto Vasco (Quilmes), COTI Martínez (en la zona norte del conurbano) y en el ataque a la casa de la familia Mariani-Teruggi en la capital provincial, entre otras causas acumuladas. Esa condena está pendiente de revisión en la Cámara Federal de Casación Penal.

En la presentación, realizada ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata, el defensor acompañó la resolución dictada anteayer por el Tribunal Oral Federal N°6 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por la cual este último órgano concedió el beneficio al condenado ex policía en la causa donde también recibió prisión perpetua en 2018, pero por crímenes en el centro clandestino de detención «Puente 12».

La Unidad Fiscal recordó que Etchecolatz superó rápidamente y sin secuelas la enfermedad del virus COVID-19 y que, a raíz de ello, los médicos del SPF realizan informes adicionales sobre su salud.

«Las circunstancias aludidas por el defensor -en base a la resolución del TOF6 y al informe elaborado por la médica María Alejandra Preisisch-, no pueden considerarse ‘hechos nuevos’ ni tienen entidad suficiente para conmover el criterio adoptado por este tribunal de rechazar los pedidos previos en igual sentido», indicó la representación del MPF.

La fiscalía platense puso de relieve que «la situación descripta respecto del estado de Etchecolatz no ha variado, en lo sustancial, de lo que refieren los informes que reflejan exámenes anteriores», puesto que «las patologías reseñadas -en su mayoría de larga data- y el estado de salud general de Etchecolatz no presenta diferencias con el anterior informe médico elaborado por el Cuerpo Médico Forense» el 14 de febrero pasado, realizado de forma presencial, y el último, del 15 de septiembre, efectuado de manera remota.

Asimismo, destacaron que «los médicos del Servicio Penitenciario Federal realizan informes periódicos sobre este imputado» y que esos informes «forman parte del seguimiento que efectúa el tribunal sobre el estado de salud de Etchecolatz». «En ellos se indican los cuidados, atención médica, los estudios y tratamientos que recibe, de los cuales surge que sus patologías son atendidas pese a encontrarse en un establecimiento penitenciario», detallaron los y la representante del MPF.

En efecto, esos cuidados especiales fueron destacados en el último informe médico del 15 de septiembre, que pueden resumirse en los siguientes puntos:

  • Se describen los medicamentos que se le suministran según sus patologías y necesidades;
  • Se destaca que recibe atención psicológica;
  • Se le proporciona una alimentación especial, proveniente del Ejército y basada en indicaciones que brinda una nutricionista;
  • Se consigna que se le brinda atención kinésica, aunque actualmente está suspendida debida a la pandemia.
  • Se le hacen análisis clínicos y controles médicos periódicos que incluyen cardiología y neurología.
  • Se deja sentado que la unidad penitenciaria en la que se encuentra alojado cuenta con un médico y un enfermero 24 horas y está a 4 minutos en auto del Hospital de Campo de Mayo, que posee terapia intensiva.

Por otro lado, la Unidad Fiscal recordó que Etchecolatz superó rápidamente y sin secuelas la enfermedad del virus COVID-19 y que, a raíz de ello, los médicos del SPF realizan informes adicionales sobre su salud, el último de ellos fechado el 9 de septiembre y que fue tenido en cuenta para rechazar un pedido anterior de arresto domiciliario.

Finalmente, para rechazar esta nueva solicitud la fiscalía recordó la reciente jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -en consonancia con precedentes más antiguos- «relativa al especial deber de cuidado que deben observar los jueces para neutralizar todo riesgo de fuga y entorpecimiento de las investigaciones en que se juzgan delitos de lesa humanidad».

Por esos motivos, la representación del MPF concluyó solicitando al tribunal que ordene al SPF el alojamiento del condenado en «la unidad que resulte más adecuada» y que extreme todos los cuidados necesarios para proteger su salud.

Escuchá Libertad Radio todo el día, hacé click acá.
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar