Noticias

Le vendió un «aromatizador» pero era una cámara para espiarla en la ducha

Una mujer compró en buena ley un aromatizador, pero al notar que no funcionaba lo revisó y descubrió una cámara con WI-FI que grababa todo lo que pasaba en su baño.

Un hombre engañó a una mujer a la que le vendió un supuesto «aromatizador de ambientes», sin embargo, el dispositivo escondía una cámara con la que la espiaba. Ocurrió en la localidad de Goya en Corrientes.

La joven compró el producto luego de que le dijeran que se trataba de un aromatizador de ambiente que estaba en fase de prueba antes de salir al mercado.

El dispositivo era bastante precario, pero el hombre intentó convencer a la mujer durante varias conversaciones mantenidas por Whatsapp.

Para convencerla le dijo que se trataba de un producto novedoso que tenía integrado «un sensor de movimiento y de vapor», ya que estaba pensado para el baño. «La prueba debe hacerse a la hora de bañarse», le aclaró.

La joven que adquirió el producto, pero al no tener ningún resultado revisó su interior del aparato y descubrió que tenía una cámara, una batería y un sensor con WI-FI.

Según señalaron medios locales, el supuesto aromatizador de ambientes era en realidad una cámara oculta: el sujeto la usaba para ver a la mujer desnuda, mientras se bañaba.

La víctima descubrió la situación y denunció al hombre de 32 años, que quedó detenido. Los investigadores no descartan que la joven que hizo la denuncia no haya sido la única víctima del engaño.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar