Tecnología

Lanzan nuevo auto eléctrico

La industria de los autos eléctricos en Argentina no para de crecer, y luego del furor generado por Tito, fabricado en San Luis, ahora llega Hamelbot C-R2, un modelo de Misiones que promete darle competencia. Sobre todo, por su precio, ya que será más barato.

En estos momentos, en el país son cuatro las empresas que hacen punta dentro de este segmento automotor y que demuestran que fabricar autos eléctricos no es un patrimonio exclusivo de los gigantes del sector.

El auto eléctrico Tito, que es fabricado en la provincia de San Luis y con ventas que superaron las expectativas, contará con un nuevo competidor nacional. En la provincia de Misiones, comenzaron a producir el auto Hamelbot, un nuevo auto eléctrico que cuenta con una versión de auto biplaza CR-2, luego de once meses de desarrollo, y cuyo prototipo ya está listo para salir al mercado.

Fábrica misionera.

La fábrica Hambelbot, es el área de movilidad y robótica de Faniot, y es la encargada de llevar adelante el nuevo proyecto vehicular. Es la primera fábrica argentina de NanoSensores que opera en Misiones, y hace dos años empezó a trabajar para crear dispositivos eléctricos para la movilidad sustentable. Se espera que en las próximas semanas comience la preventa del modelo completamente nacional, sustentable y eléctrico, que ya cuenta con alrededor de 70 pedidos de personas interesadas.

El C-R2 es un biplaza, y es el segundo gran proyecto de Hamelbot. Se trata de un modelo 100% argentino, que va desde el concepto de diseño hasta la tecnología y computadora de abordo. El primer proyecto de la empresa fue Wakure, un vehículo eléctrico para uso utilitario o recreacional lanzado en 2021.

El precio de referencia del biplaza C-R2 es de un millón y medio de pesos, o 6.660 dólares al tipo de cambio oficial. En contraste, el auto Tito sale 18.000 dólares, unos $4.053.960, según datos publicados por BAE Negocios.

Características del C-R2.

Uno de los aspectos que caracterizan al nuevo modelo es la tecnología, según sus desarrolladores. Además de aplicarla a la seguridad, la usan, por ejemplo, en el sistema de encendido. El auto eléctrico no tiene llave ni botón de start & stop, sino que se abre desde el celular a través de una aplicación. En cuanto a la batería, tiene cargador propio incorporado y se enchufa directo a un tomacorriente de 220V.

Una de las características más interesantes del C-R2 es que cuenta con un sistema de inteligencia integral que permite sensorizar todo el coche como nunca se hizo a nivel nacional. Además, el vehículo cuenta con una especie de caja negra donde todos los movimientos del coche quedan registrados. Está construido con materiales ultralivianos y tiene formato de burbuja.

Tito, el pionero.

En San Luis se construye Tito, un vehículo eléctrico que tiene como principales características la autonomía de 100 kilómetros, una velocidad máxima de 65 kilómetros por hora, capacidad para 4 personas, batería de litio, carga en enchufe de 220V, cierre centralizado, bluetooth y cámara de retroceso, entre otros detalles de equipamiento.

Tito inspiró su diseño de los Today Sunshine M1, fabricados en China, sus colores se pueden personalizar a gusto del usuario, tiene espacio para cuatro personas, cuenta con una batería de litio y un potente motor eléctrico. «La idea es que se use igual que un celular, que cuando te vayas a dormir dejes el coche enchufado y te levantes al otro día a la mañana y el Tito esté listo para andar», afirmó el presidente de la empresa Juan Manuel Baretto a Radio de la Universidad de San Luis.

El vehículo se puede cargar en cualquier enchufe sin necesidad de un cargador inteligente ni de asistir a una estación de carga, lo que lo diferencia de otras opciones. Actualmente, se encuentra en la etapa de preventa, su precio por unidad es de 18.000 dólares y se comercializa a pedido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar