Salud

Hepatitis en menores: No encuentran explicación al nuevo brote

Más de 160 casos fueron detectados en las últimas semanas a nivel mundial. Hasta el momento, los expertos no encuentran el origen viral y alertaron por una posible pandemia.

La comunidad científica no encuentra explicación al estallido de casos de hepatitis aguda en menores registrado en una decena de países. Especialistas del Centro Europeo de Prevención y de Control de Enfermedades (ECDC) alertaron este lunes que temen una nueva pandemia porque «el origen de esas inflamaciones del hígado sigue siendo desconocido».

Más de 160 casos de hepatitis infantil fueron detectados en las últimas semanas a nivel mundial. Los niños afectados tienen de un mes a 16 años, pero la mayoría son menores de 10, y muchos no superan los cinco años. Ninguno tenia otra enfermedad y ya hubo un fallecimiento.

El Reino Unido lidera el conteo con 114 afectados, seguido de España con 13 chicos enfermos, Dinamarca 6; Irlanda, 5; Países Bajos, 4; Italia, 4; Francia, 2; Noruega, 2; Rumania, 1 y Bélgica, 1, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Fuera de Europa, Israel y Estados Unidos se suman a la lista con 12 y 9 casos, respectivamente.

Hasta el momento, los especialistas se inclinan hacia un detonante infeccioso, pero no se estableció ningún vínculo común con un alimento contaminado o tóxico que pueda ser identificado, informó la ECDC.

«La creciente alza del número de niños afectados por una súbita hepatitis es inusual y preocupante» indicó Zania Stamataki, del Centro de Investigación sobre el Hígado y el Aparato Gastrointestinal de la Universidad de Birmingham.

¿Cómo se produce la enfermedad?

Una hepatitis ocurre cuando el hígado sufre una inflamación como reacción a un virus, tóxicos o enfermedades autoinmunes o genéticas. Su evolución suele ser benigna y sus principales síntomas -fiebres, diarreas, dolores abdominales- se resuelven rápidamente o son débiles y, a veces, aunque no es tan habitual, pueden provocar una insuficiencia renal.

Este nuevo brote de la enfermedad preocupa a los expertos porque afecta a niños de entre uno y cinco años y en algunos casos, puede llegar a requerir un trasplante.

Primeros datos e hipótesis

Otro dato que llamó la atención de los investigadores es que no fueron detectados en ninguno de los pacientes los habituales virus que originan la hepatitis viral aguda (de A a E), indicaron desde el ECDC y la OMS.

En tanto, una posible pista apareció al analizar a los niños afectados. Los adenovirus fueron detectados en al menos 74 chicos, de los cuales 18 adenovirus son del llamado «tipo 41». Varios países, entre ellos Irlanda y los Países Bajos, informaron de una creciente circulación de estos adenovirus.

«Los adenovirus son virus banales y bastantes conocidos, que provocan generalmente síntomas respiratorios (bronquitis, faringitis, etc), oculares (conjuntivitis) o problemas digestivos (gastroenteritis) y la mayoría de los humanos son infectados por estos virus antes de los cinco años», explicaron.

Sin embargo, su rol en el desarrollo de las hepatitis no está claro y el adenovirus 41 «no es conocido como una causa de hepatitis entre los niños con buena salud», según observó la OMS.

Entre las hipótesis que manejan los científicos, también figura la posibilidad de una conexión con el Covid-19, detectada en 20 de los niños, mientas que «otros 19 mostraron una coinfección de covid y adenovirus», advirtieron.

«Si esas hepatitis estuvieran causadas por la Covid, sería muy sorprendente que no fueran mucho más numerosas dada la fuerte circulación del Sars-Cov2», destacó Graham Cooke, especialista de enfermedades infecciosas del Imperial College de Londres.

Por último, la relación con las vacunas para el coronavirus fue descartado: «la gran mayoría de los niños afectados no estaban vacunados», concluyó la OMS.

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba