La Pampa

En Mendoza desisten de #Portezuelo. Pero estemos atentos a lo que hagan, hay progresos que atrasan, y arrasan

El Diputado Nacional por la Provincia de La Pampa Hernán Pérez Araujo se refirió al vencimiento del plazo para emitir el laudo sobre la obra de Portezuelo del Viento.

El Diputado Nacional por la Provincia de La Pampa Hernán Pérez Araujo, publicó un mensaje respecto al vencimiento del plazo para emitir el laudo sobre la obra que intentaba llevar adelante el gobierno de Mendoza.

EL PROGRESO QUE ATRASA, Y ARRASA

Parece que se venció el plazo para emitir el laudo sobre Portezuelo y los funcionarios mendocinos han
dado inicio a un nuevo sainete respecto de la muerte de la obra del siglo, y sus posibles reemplazos.

Hartos de repetirlo, lo decimos una vez más. Nadie le dio el tiro del final a Portezuelo desde fuera de la
provincia de Mendoza, aunque, vale admitirlo, un poco colaboramos. Desde diciembre de 2016, cuando
empezamos con esta cuestión, el entonces gobernador Cornejo, y el actual Suárez, podrían haber hecho
todo lo necesario para llevarlo adelante. Simplemente se trataba de cumplir la Ley, pero no, la tozudez y
la soberbia del primero, aliado al gobierno de Macri, y la obsecuencia y servilismo para con aquel y la
victimización del segundo, enfrentado al gobierno de Fernández, imposibilitaron la realización de los
estudios para una Evaluación de Impacto Ambiental de toda la cuenca, con la debida participación
ciudadana.

En La Pampa nos opusimos al atropello, teniendo a nuestro favor la Constitución Nacional, las leyes y el
hoy tan en boga sentido común, además de que la obra fuera proyectada en el marco de la única cuenca
que cuenta con un Comité para regular su manejo entre las provincias, y contamos con un Gobierno que
se opuso terminantemente a la concreción de otro desastre ambiental en su territorio, equiparable al del
río Atuel. Recordemos ahora algunas voces entonces del oficialismo nacional que en aquellos días
estaban a favor del emprendimiento mendocino y que luego, con el cambio de gobierno, se dieron vuelta
en el aire y pasaron a estar en contra, ante la posibilidad de que el presidente Fernández avalara la obra.

Despotrican para la tribuna. Mientras tanto, se olvidan que en diciembre pasado pidieron pronto
despacho y no había nada que despachar, porque no habían presentado la solicitud de laudo en tiempo
y forma. Se olvidan que se debió rechazar in limine el pedido posterior, por extemporáneo. Se olvidan
que en seis años podrían haber hecho todo lo necesario para arrancar con la obra y no lo hicieron.

Esta amnesia selectiva, típico mal que aqueja a las autoridades mendocinas, hace que ahora estén
planeando usar los fondos que iban a destinar a Portezuelo, a alguna otra represa hidroeléctrica,
sacando del arcón de sus recuerdos a El Baqueano (sobre el río Diamante), Los Blancos y Uspallata
(ambas sobre el río Mendoza), y ya arrancaron con la perorata de que hace cuarenta años que están
estudiándolas. Como ya lo hemos manifestado, es el progreso que atrasa, ni más ni menos que 40 años.

Todas estas obras están proyectadas sobre la cuenca del Desaguadero, que compartimos con Mendoza
y otras provincias, y que, a diferencia de la del Colorado, no tiene un Organismo de Cuenca conformado,
entre otros motivos, precisamente por la negativa de las cuyanas a conformarlo.

Debemos advertir que no es inocente este desistimiento de Portezuelo y cambio de dirección de la
friolera suma de 1023 millones de dólares. Van a tratar de usarlo para seguir alimentando el obsoleto
concepto de oasis productivo, en desmedro de a quienes nos ha tocado en suerte quedar aguas abajo
de este accionar irracional y ecocida.

Estemos atentos, la maquinaria del progreso que atrasa, y arrasa, se ha puesto otra vez en movimiento y
tendremos que detenerla, aun sin organismo de cuenca, aun ante el silencio cómplice de gran parte del
arco político nacional que se rasga las vestiduras hablando de humedales, de desiertos y de protección
del ambiente, y aun con la pasividad de la Justicia, en la que nuestras causas duermen el sueño de los
justos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar