Curiosidades

Datos curiosos sobre la alquimia

La alquimia una disciplina ancestral, que se practica desde tiempos milenarios, y algunos datos curiosos que no conocíamos de esta doctrina. 

La alquimia es una disciplina muy antigua, que fue practicada en época de los egipcios, en Persia, la India, China, Grecia y Roma, pero sobre todo en el Imperio Islámico y en Europa.

Se encontraba íntimamente ligada con la astrología, teniendo en cuenta que el hombre antiguo buscaba una correlación entre los asuntos de la tierra y los del cielo, y aspiraba a aprender a manipularlos para su propio beneficio.

Su nombre proviene del árabe al-khimiya, de donde surgió también la palabra “química”. Este término árabe probablemente provenga del vocablo griego khumeia (“verter juntos”, “soldar” o “alear”) o del persa kimia (“oro”), ya que era un común de la alquimia transformar innobles en preciosos, como el oro.

Aunque también se cree que el nombre deviene de la voz egipcia kême, que se empleaba como el nombre de Egipto. De allí provenían los más antiguos alquímicos.

La alquimia fue la precursora de la química y llevó a numerosos descubrimientos. Parte de la ciencia actual se la debemos a muchos alquimistas que en el anonimato y desde lo oculto experimentaban con pócimas secretas.
Si bien nunca nadie ha podido transformar aún metal en oro, es interesante conocer su historia y lo que llevó a los pensadores a practicarla.

Existen datos muy interesantes y curiosos sobre la alquimia.

La historia de la alquimia y de la astrología se encuentran relacionadas. La astrología se interesó en conocer cómo los astros influyen sobre las personas y sus actos, la alquimia busco las mismas respuestas, pero con los elementos presentes en la Tierra.

Ambas ciencias (o seudociencias) buscaban poseer el conocimiento que le permitiera a la gente aprovechar los componentes naturales para su beneficio personal.

Símbolos de la Alquimia

Existen gran cantidad de símbolos alquímicos. Así como los químicos actuales trabajan con la tabla periódica de los elementos, los alquimistas de antaño escribían sus propios símbolos.

Existen muchos símbolos de alquimia con diferentes significados, por ejemplo, el triángulo era la figura geométrica que se dibujaba para los cuatro elementos básicos (agua, aire, fuego y tierra).

Otra gran familia de elementos alquímicos, eran los denominados elementos químicos «puros» que eran: arsénico, litio, platino, bismuto, azufre, antimonio, zinc, potasio, boro, fósforo y magnesio. Cada uno de ellos poseía un símbolo distinto y característico.

Para la vieja ciencia alquimista, existían tres elementos considerados como la materia prima de nuestra composición, los cuales eran mercurio (representaba la mente), sal (representaba al cuerpo) y azufre (representaba el alma).
Los alquimistas llevaban a cabo diferentes tipos de procesos y es por ello que cada uno de ellos estaba identificado con un símbolo determinado.

Antes se creía que estos procedimientos eran esenciales para lograr transmutar una sustancia y, como te darás cuenta, algunos aún se utilizan en las ciencias e incluso en el hogar.

Algunos de esos procesos son, calcinación, congelación, disolución y digestión entre otros.

Otro dato curioso se lo debemos al Mercurio. Una de las sustancias a la cual los alquimistas tenían más estima, creyendo que era esencial para la transmutación. Lleva su nombre por el dios Mercurio, quien según la creencia tiene una gran movilidad y velocidad.

Si te gustan los grandes Misterios Ancestrales de historia puedes visitar la siguiente página: https://misteriosancestrales.com/

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba