CuriosidadesEcologíaHuerta y Jardín

¿Cómo evitar que los perros defequen en el jardín?

Aunque seamos grandes amantes de los animales, la orina y los excrementos de perro en el jardín son un problema que pareciera no tener solución. Sin embargo te vamos a mostrar algunos trucos para evitar que esto ocurra.

Si se trata de nuestra mascota, es cuestión de educarlo, pero muchas veces esto ocurre en el jardín con perros que son de la calle o los vecinos.

Seguramente si este es tu problema, has probado diversas técnicas para evitar o repeler a los animales, y muchas no funcionaron.

Te vamos a enseñar algunos trucos para solucionar de forma natural este problema sanitario, sin dañar a los animales ni al medio ambiente.

Trucos para ahuyentar a los perros de forma natural

Sin dudas necesitamos evitar que los animales defequen u orinen en el jardín o en las áreas que transitamos. Para esto existen muchas opciones y trucos naturales que podemos emplear para ahuyentar perros callejeros o del vecindario de lugares inapropiados o indeseados.

1. Impedir el acceso de los perros de forma física

Lo primero que podemos hacer es delimitar nuestro jardín con rejas, mallas protectoras o algún elemento de cerramiento, y asi evitar que ingresen los animales al lugar. A forma de barrera. Esto puede ser con maderas, o con arbustos, asi evitaremos el acceso de los perros al lugar.

2. Higieniza los alrededores del hogar

Es importante mantener la higiene en en las áreas externas de nuestro hogar, para eliminar los olores residuales de orina, que suelen incentivar a que otros perros continúen orinando en este mismo lugar «para marcar territorio». Recordemos que los perros tienen un olfato mucho más desarrollado que el nuestro, por lo cual perciben fácilmente muchos aromas que nosotros no percibimos. Por ello, antes de aplicar cualquier repelente casero o comercial, no olvides hacer una limpieza en esta región.

Se recomienda, para obtener una higiene profunda, efectiva y segura, utilizar los detergentes enzimáticos que son ideales para limpiar la materia orgánica y sus olores residuales. Otra de las opciones que puede emplearse es hacer un lavado completo con agua tibia y jabón neutro. Luego, aplicar bicarbonato de sodio (con algunas gotas de vinagre o limón también, si quieres) y dejar actuar unos minutos antes de enjuagar nuevamente.

Por último, podrás pulverizar toda la región higienizada con repelentes caseros no dañinos que te enseñaremos a preparar a continuación.

Repelentes comerciales

Los productos comerciales que podemos encontrar en el mercado actúan como «estímulos aversivos» es decir, provocan una sensación desagradable para el individuo que lo recibe.

Muchos de estos productos comerciales suelen tener una acción irritante, tóxica y hasta corrosiva, por lo que no son recomendables.

Repelentes naturales

Si estás cansado de que los perros de la calle, o los perros de tus vecinos hagan sus necesidades en tu jardín, podemos apostar por algunos repelentes caseros no dañinos, siempre que apliquemos las técnicas de higiene.

Utilizando elementos naturales y no tóxicos, podemos alejar los perros de espacios inapropiados sin provocar daños a su salud o al medio ambiente.

A continuación, te mostramos cómo hacer un repelente para perros totalmente natural:

Repelente casero de limón y cítricos para ahuyentar perros

La fragancia de los cítricos, y en especial de los limones, es uno de los olores que no soportan los perros, actuando como un repelente natural para mantenerlos alejados de tu jardín. Para elaborar un repelente económico y efectivo, podés usar las cáscaras de los cítricos.

Elaboración

  • Colocar 1 litro de agua en una olla y poner al fuego hasta que hierva.
  • Cuando esté a punto de hervir, agrega las cáscaras de cítricos, aproximadamente una taza de cáscaras por cada litro de agua.
  • Luego dejaremos que la preparación hierva unos 20 minutos a fuego lento.
  • Apagamos el fuego, tapamos la preparación y dejamos reposar, hasta que se enfríe.
  • Colamos la preparación y traspasamos a un pulverizador para facilitar su aplicación el el lugar del problema.
  • Si queremos hacer un repelente más intenso, podemos añadir jugo de un limón cuando la preparación ya esté colada y a temperatura ambiente.
  • Pulveriza el exterior de tu hogar de forma regular con este repelente casero natural y no tóxico.

Este es uno de los métodos mas efectivos, utilizados en este tema.

Probálo, y contános como te resulta. Y si tenés alguna otra técnica contános. redaccion@riocoloradoinforma.com.ar

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba