Policiales

Caso Nora Escobar: Luego de varias semanas desaparecida, la encontraron enterrada en la casa de su marido

La fiscal ordenó un allanamiento en la casa de su pareja en Granadero Baigorria, Santa Fe. El hombre escapó al ver llegar a la Policía al lugar. Un amigo del prófugo fue detenido por posible encubrimiento

Una mujer de 43 años que estaba desaparecida desde hacía varios días fue encontrada asesinada y enterrada en el patio de la casa de su marido, en la ciudad santafesina de Granadero Baigorria, donde fue detenido un amigo del sospechoso por presunto encubrimiento.

El hallazgo se produjo el martes por la noche durante un allanamiento en esa vivienda, situada en la calle Liniers al 1700 y la víctima fue identificada como Nora Escobar, quien había sido vista por última vez el pasado 22 de abril.

La fiscal fiscal de homicidios Marisol Fabbro ordenó un operativo en esa casa, donde, según las primeras informaciones, el cadáver fue detectado a través de un rastro con perros de la Agrupación Bomberos Zapadores.

El patio está constituido por cemento, por lo que se solicitó a personal de ese organismo policial la extracción del cuerpo para ser enviado al Instituto Médico Legal para realizar autopsia correspondiente. Además, trascendió que el hombre, identificado como Gregorio Ramón Brítes, quien ocupaba la vivienda escapó de la misma al advertir la presencia policial.

Al arribar al domicilio no había nadie, por lo que los efectivos procedieron a romper la puerta para ingresar, pero antes de esa situación, la fiscal Fabbro entrevistó a un amigo del sospechoso, identificado como A.A.L, de 58 años, en cuya casa -calle La Cumbre al 1400- se procedió a realizar un allanamiento.

Este hombre dijo que conocía a la víctima ya que era la esposa de su amigo y a ambos los veía de manera esporádica.

A ella hacía unos cinco meses que no la cruzaba y a Brítes hacía dos o tres semanas, cuando lo «saludaba de pasada», aunque agregó que en una oportunidad en el pasado se quedó unos días en su domicilio».

La fiscal ordenó el secuestro del teléfono celular de esta persona y que sea trasladado a la vivienda del sospechoso donde finalmente se encontró a Escobar.

En la vivienda del prófugo se encontró una notebook negra; un teléfono celular Samsung con la pantalla táctil dañada, color azul, sin funcionar; dos teléfonos celulares marca Samsung, con teclado qwerty de color negro.

Mientras hallaron el cuerpo de la mujer, la fiscal ordenó que se le volviera a tomar declaración al amigo del sospechoso, quien en esta ocasión dio un testimonio que no coincidía con el que había dado antes, por lo que se lo trasladó detenido e incomunicado a la sede de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) bajo la carátula de «encubrimiento agravado».

Asimismo, el luminol dispuesto sobre el vehículo Renault 6 del apresado dio positivo de manchas de sangre, por lo que se ordenó su secuestro.

Karen, hija de la víctima, había radicado la denuncia por la desaparición de Escobar, tras asegurar que su madre había sido vista por última vez el pasado 22 de abril cuando vino a trabajar a Rosario como empleada de limpieza y retiró los elementos para participar de la Maratón Puerto Norte.

La joven se presentó en la vivienda de Granadero Baigorria donde fue encontraba en la noche de este martes y donde vivía con su marido desde hacía por lo menos cinco años. Ahí, el hombre le contestó que la mujer había dejado la casa y se había mudado hacía tres meses.

Asimismo, la hija señaló a la Policía que sus cosas tampoco estaban allí.

Fuente
NA

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar