Música

Bersuit, la banda que sobrevivió a todo, repasará su discografía

“Tratamos de traer discos viejos y mezclarlos con los nuevos para que sea un ir y venir. Que vaya variando la historia", dijo el vocalista de la banda, Germán “Cóndor” Sbarbati. Las presentaciones están pactadas para el 9 de julio y se extenderá a los días 16 y 30 del mismo mes.

POR HERNANI NATALE – Los más de 30 años de historia de Bersuit Vergarabat serán revisitados a través de sus canciones en un ciclo de conciertos que la banda pondrá en marcha el 9 de julio y extenderá a los días 16 y 30, en La Trastienda, ubicada en el barrio porteño de San Telmo, en donde en cada una de las fechas abordará un grupo diferente de discos.

De esa manera, en la primera de las jornadas se repasarán “La argentinidad al palo” (2004), “Y punto” (1992) y “La revuelta” (2012); en la segunda será el turno de “Asquerosa alegría” (1993), “Libertinaje” (1998), “Testosterona” (2005) y “La nube rosa” (2016); y finalmente, le tocará en suerte en el cierre del ciclo a las producciones “Hijos del culo” (2000), “Don Leopardo” (1996) y “El baile interior” (2014).

“Tratamos de traer discos viejos y mezclarlos con los nuevos para que sea un ir y venir. Que vaya variando la historia, que sea zigzaguante en ese sentido. Ese fue el criterio para agrupar de esa manera los discos. Y luego fue buscar las canciones que sabemos que al público le van a gustar, temas que van a transportar en el tiempo a la gente”, dijo el cantante Germán “Cóndor” Sbarbati.

Por supuesto que esta experiencia que busca compartir con sus seguidores, la banda ya la vivió en carne propia en este proceso de conformar los respectivos repertorios para cada una de las noches, de acuerdo a lo que comentó el vocalista.

“Estamos felices porque hurgar en esas canciones nos transporta también a imágenes, a lugares, a giras, a anécdotas. Así que es muy lindo poder meterse en la historia y en los discos, y poder volver a interpretar esas canciones”, celebró.

Claro que este ejercicio de sobrevolar en un ida y vuelta permanente la historia de Bersuit también implica sumergirse en miles de acontecimientos que dan cuenta de un intenso recorrido en el que abundaron las peripecias de todo tipo.

“Estamos felices porque hurgar en esas canciones nos transporta también a imágenes, a lugares, a giras, a anécdotas. Así que es muy lindo poder meterse en la historia y en los discos, y poder volver a interpretar esas canciones”

Bersuit Vergarabat, o La Bersuit como también se la llama, supo de picos de popularidad con un show en River en 2007 como gran hito, de la traumática salida de su icónico cantante Gustavo Cordera, de críticas por parte de fundamentalistas rockeros por incluir ritmos como la cumbia –y usar pijamas como vestuario-, y de cuestionamientos por las temáticas de muchas de sus canciones.

El grupo que en los `90 gritó fuerte contra el sistema neoliberal, le cantó a los marginados e intentó cohesionar estilos populares, pero también apeló a un humor y un lenguaje sin sutilezas en sus composiciones más festivas, cambió a algunos de sus integrantes y se reformuló con el paso del tiempo; sin embargo puede presumir orgulloso su devenir, tal como lo demostró el Cóndor Sbarbati.


Periodista: ¿Cómo te resultó esta especie de viaje en el tiempo para volver sobre algunas canciones de otras épocas?

Cóndor Sbarbati: Yo hablaba de reinterpretar canciones porque muchas las cantaba Gustavo y él tiene una impronta, una manera de decir las cosas y cantarlas. Nosotros conocemos las canciones, las historias y cómo decirlas también. Son canciones que cuentan historias o momentos que por ahí uno no vivió, pero conoce; entonces como cantante, uno puede volver a esas canciones. Somos muchos cantando en el grupo, hay muchos colores y las canciones toman otro sentido, pero a la vez son las mismas canciones. No es que te vas a encontrar algo muy diferente.

P: Sin embargo, Bersuit cambió mucho su perfil desde la salida de Gustavo Cordera. En algunos aspectos, es como si fuera una banda diferente.

CS: No lo veo tan así. Nosotros entendimos con el tiempo que lo importante, más allá del intérprete, son las canciones. Vos vas hoy a ver un show de Bersuit y la que está enfrente es la misma canción, no le falta nada. Obviamente, cuando se va una voz de una banda, cambian los timbres, pero esa es más una cuestión técnica. A nosotros claro que nos costó, porque Gustavo tiene mucha personalidad arriba del escenario, pero hoy vas a un show de Bersuit y las canciones suenan igual que hace 34 años.

P: Me refería también a que el grupo dejó un poco de lado esa rabia y la ironía que la caracterizó en los ’90 y adquirió un carácter más luminoso a partir de sus líricas; además de sumar ritmos folclóricos, por ejemplo.

CS: Sí, pero tiene que ver también con un crecimiento en cuanto a la banda y con una madurez en cuanto a nosotros. Nosotros nos convertimos de ser locos en pijama viajando por todas partes a ser padres de familia. Hay un cierto cambio en las personas, más allá de seguir plantándonos en cuanto a lo social en nuestras canciones. Obviamente que desde que entramos al grupo con Dani (Suárez, en 1997) hubo un cambio hacia lo folclórico en las armonías vocales, porque es un color que le pusimos los dos a la banda. Pero desde “Libertinaje” para acá, Bersuit es Bersuit.

P: En los ´90, en pleno auge de las bailantas, Bersuit intentó un acercamiento con ese mundo al sumar a la cumbia entre sus ritmos. ¿Cómo ven hoy la posibilidad de incursionar en los nuevos ritmos urbanos de moda?

CS: Para nosotros, hacer cumbia fue contraproducente en los `90, porque era muy sectaria la música en ese momento. Nos catalogaron como una banda que no era de rock por hacer cumbia, pero siempre sostuvimos que la música va más allá del género y eso nos puso una marca también. Después fue cambiando el paradigma y hoy las nuevas generaciones hacen rap, trap y música urbana. Es maravilloso que la música se vaya reciclando. Cada artista tiene su momento y su espacio. Nosotros estamos preparando un nuevo disco y en algunas canciones estamos incorporando algún pedacito de rap o trap, pero no la abordamos de manera completa así porque nos queda un poco lejos. Pero sí nos gusta poner algunos colores nuevos dentro de las canciones.

P: De acuerdo a muchas cosas que hablamos aquí, ¿se consideran “sobrevivientes”?

CS: Sí, consideramos eso. Somos una banda popular a la que vienen a ver padres de familia con sus hijos. Son canciones que musicalizaron la vida de muchos. Somos un grupo que, a pesar de las idas y vueltas, sigue viva y con muchas ganas de subir al escenario. Para nosotros, lo importante son las canciones, la historia y llevar nuestros pijamas como bandera, más allá de todo. Estamos orgullosos de llevar nuestros pijamas y nuestras canciones por el mundo.

Fuente
Télam

Publicaciones relacionadas

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar