Música

Andrés Giménez: “En A.N.I.M.A.L está el que quiere estar”

La mítica banda de rock pesado liderada por Andrés Giménez – De La Tierra, Ex D-Mente – está nuevamente entre nosotros y tienen disco nuevo. “Vivo en Red House” es el octavo trabajo de su carrera y el primero en vivo.

 

“Esto no es el final, es el comienzo de muchas cosas y por qué no algún día, un futuro regreso lleno de energía y poder. Hasta pronto”, concluía el comunicado que, en 2006, publicaba A.N.I.M.A.L en su sitio web al anunciar su disolución. Pero ese “hasta pronto” era un “adiós” y ese “futuro regreso” quizás una mera expresión de deseos. Esperanzadora, sí, pero que con el tiempo se iría diluyendo en las exitosas carreras de sus ex integrantes.

Sin embargo, a mediados de 2015, casi una década después de la ruptura, algo cambió y A.N.I.M.A.L volvió a los escenarios de la mano de Marcelo Castro y Cristian “Titi” Lapolla. ¿Qué ocurrió? “No sé, nunca paré de tocar. Los momentos a veces son buenos, otras veces menos buenos, pero yo siempre los disfruto. Más allá de estar en bandas grandes o en otras sin tanta popularidad, disfruto la música. Amo la música y lo de A.N.I.M.A.L se dio naturalmente. Nunca pensé que íbamos a volver a tocar, y hablando con Marcelo y Titi, se dio”, cuenta Giménez.

¿Nunca habías pensado volver con A.N.I.M.A.L?

AG: No, realmente en ningún momento se me cruzó porque no iba a forzar algo que se tenía que dar solo, naturalmente. Se dio porque Marcelo me llamó, nos juntamos, hablamos, después nos juntamos con Titi. Si no hubiese sido por ellos, A.N.I.M.A.L no hubiese vuelto, no estaba en mi cabeza. Me gusta que se dé cuando se tenga que dar. Pasó más por ahí, por una cuestión de disfrutar lo que uno hace, amar lo que uno hace, que las cosas se den cuando se tengan que dar.

Contra toda expectativa, no nació de vos.

AG: No, no nació de mí. Lo digo honestamente, decir que nació de mi sería mentir. No porque no quisiera, si era por mí A.N.I.M.A.L nunca se hubiese terminado, pero las circunstancias de la vida hicieron que en un momento A.N.I.M.A.L dejara de existir. Y pensé que nunca más iba a existir, porque cada uno estaba con sus proyectos. Estaban bien, felices haciendo lo que hacían y me parecía una falta de respeto pensar en una vuelta de A.N.I.M.A.L. Yo estaba realmente predispuesto a volver, pero se tenía que dar así.

 

 

¿Cómo fue dejar una banda con la que viviste tantas cosas, darla por terminada y finalmente llegar al punto de querer retomarla?

AG: Natural. Cuando terminamos con A.N.I.M.A.L yo seguí tocando. Primero con León Gieco, que es un gran amigo, después armé D-Mente, hicimos dos discos para mí alucinantes. En un momento dejamos de tocar, somos amigos hasta el día de hoy, pero dejamos de tocar, y fue justo cuando empecé en De La Tierra y pensé que nada más iba a tocar en De La Tierra. Se dio así, de pronto estoy tocando en las dos bandas. Pero también disfruté mucho lo que pasó con D-Mente, me enriqueció musicalmente. Hice algo totalmente distinto a lo que era A.N.I.M.A.L. Está bueno hacer cosas que no sean repetitivas, para hacer un “A.N.I.M.A.L 2” seguía con A.N.I.M.A.L, pero está bueno hacer otras cosas. La disfruté a full y acá estamos, feliz de estar de vuelta.

A.N.I.M.A.L fue una banda enorme, reconocida internacionalmente, que compartió escenario y estudio con verdaderos gigantes del rock. El después habrá sido como empezar de nuevo de cero.

AG: Sí, es parte de la historia y de lo que uno tiene que hacer. Hubiera sido muy fácil terminar y hacer otra igual, con música parecida a la de A.N.I.M.A.L, copiar el look de, la fórmula, que es lo que por ahí se ve más habitualmente. Pero no es mi caso, a mí me gusta la música y me parecería una falta de respeto. Si se termina una banda no se termina para que yo empiece otra igual con otro nombre. Me parece que está buenísimo hacer otras cosas. D-Mente estuvo buenísimo y no me importó el asunto popularidad, convocatoria. Son cosas que se dan y no se dan, el éxito para mi pasa por sentirme feliz. Ya hice todo lo que quise hacer con la música. Todo lo que viene de ahora en más es un regalo, un extra-ball, como en el pinball. Para mí es un disfrute subirme a un escenario, tener la salud para subirme. Es lo que le pido a Dios todos los días, salud para levantarme, subirme a un escenario y entregar lo mejor de mí. Después, si vienen 5 ó 5 mil, van a disfrutar del mismo show porque siempre voy a entregar lo mejor. El empezar de nuevo, no tener la popularidad que tuviste, que baje, que vuelva a subir, son momentos. Antes no lo veía así, hoy estoy más grande y lo veo así. Todos en un momento somos el castillo, el príncipe y todo eso, pero después nos convertimos de carroza a calabaza. Es imposible mantenerte siempre arriba. Cuando entendés eso lo importante pasa a ser disfrutar de lo que hacés, amarlo. Va más allá de la convocatoria, más allá de todo. Si sos feliz con lo que hacés, listo, ya está.

Por A.N.I.M.A.L pasó un montón de gente, pero la vuelta fue con Marcelo y Titi. ¿Cómo fue volver a trabajar con ellos?

AG:  Increíble, son dos músicos tremendos y dos personas de buen corazón. Está buenísimo volver a trabajar juntos, volver al estudio, hacer un disco en vivo. A.N.I.M.A.L no tenía discos en vivo. Estoy feliz de estar juntos de nuevo. Están en A.N.I.M.A.L porque se ganaron el lugar y porque quieren estar, no hay mucho misterio: en A.N.I.M.A.L está el que quiere estar, y está buenísimo que sean ellos Ya los que no están y estuvieron en algún momento les deseo lo mejor. No tengo ningún problema con nadie: cada uno es dueño de hacer lo que ama y yo no soy dueño de la vida de nadie como para exigirle que esté donde no quiere estar.

 

¿Por qué nunca antes sacaron discos en vivo?

AG: No se dio. Hicimos grandes discos de estudio, pero nunca tuvimos la oportunidad de hacer un vivo. Hubiese sido increíble hacer uno en esos años, pero se da ahora que tenemos la posibilidad de estar juntos de nuevo y hacer un disco con un DVD alucinante, de alta calidad. Alucinante para que muchos chicos sepan de qué se trata A.N.I.M.A.L.

¿De qué se trata este disco?

AG: Es un show en un lugar alucinante que se llama Red House. Un lugar que no está abierto al público, es un poco secreto, pero está alucinante. Fue grabado frente a 80 fanáticos que ganaron un concurso para estar ahí. No queríamos hacer un disco en un lugar gigante, queríamos hacer algo muy íntimo, y tampoco queríamos cobrar entrada, queríamos hacer algo para disfrutarlo todos, y fue así. Subimos, hicimos un show y es lo que está grabado: un show natural, real, como tiene que ser un disco en vivo. Sin arreglos de por medio, sin regrabar. Lo que está ahí es lo que sonó. Si algo salió mal, es algo lógico de la vida. Podemos tener errores mientras tocamos, cantamos, y está bueno que así sea. A eso le agregamos 4 canciones nuevas de estudio, con un par de invitados: Billy de Biohazard, Andreas Kisser de Sepultura, Cristian Machado de Il Niño. Todos amigos. Les hablamos y en seguida dijeron que sí, querían participar. Estamos muy felices.

¿Cómo recibió el público la reunión, volver a tenerlos adelante?

AG: Alucinante. Desde que dijimos que volvíamos fue algo que nos sobrepasó. Uno no toma consciencia de lo que hizo A.N.I.M.A.L en su carrera. Tomás consciencia una vez separados. Ahora que volvimos nos empezamos a dar cuenta de que marcamos un camino, un momento que no se borra. Es alucinante poder tocar y ver generaciones que te vienen a ver unidas por un mismo sentimiento. Por eso queríamos hacer esto en un lugar chiquito. No queríamos lucrar, queríamos hacer un DVD bien pasional, sentimental, y creo que tocar frente a chicos que ganan un concurso es alucinante tanto para ellos como para nosotros. Fue muy emocionante.

¿Cómo es lo nuevo de A.N.I.M.A.L, las canciones nuevas?

AG:  Son 4 canciones. Creo que es A.N.I.M.A.L. Mantenemos una estructura, una raíz de lo que es A.N.I.M.A.L, pero siempre intentamos darle una vuelta de rosca y seguir haciendo cosas nuevas. Son canciones nuevas que para nosotros están buenísimas y es lo principal.

 

Aunque tocaste con mucha gente, en el caso de De La Tierra muchas veces son 24 horas conviviendo en giras, tocando juntos, compartiendo ideas. ¿Ese día a día influyó de alguna manera en lo que estás haciendo ahora con A.N.I.M.A.L.?

AG: No, creo que cada cosa tiene su lugar y su disfrute, De La Tierra es De La Tierra, A.N.I.M.A.L es A.N.I.M.A.L. Lo único que compartimos es que amo la música y me siento muy feliz de tocar con la gente que toco. Tanto en De La Tierra como en A.N.I.M.A.L.. Soy un agradecido de tocar con Flavio, con Andreas, con Alex tanto como con Marcelo y Titi. Pero cada cosa tiene su lugar y trato de diferenciarlo bien porque es algo distinto, que quiero disfrutar de esa forma. Está bueno saber encarar el momento que tengo que encarar en cada situación. Cuando nos juntamos con De La Tierra trato de mentalizarme al 100% de estar en De La Tierra para entregar lo mejor de mí, y cuando estoy con A.N.I.M.A.L hago exactamente lo mismo, trato de concentrarme al 100% en A.N.I.M.A.L., porque es una forma real, natural y verdadera de representar lo que estás haciendo. Si estuviese en A.N.I.M.A.L pensando en lo que me pasa con De La Tierra sería medio raro lo que entrego como músico a la gente. Hay que saber separar las cosas y disfrutarlas a pleno en el momento en que estás en cada lugar.

Este disco se da en el marco de los 25 años de la banda. ¿Qué hay para adelante? ¿Podemos pensar en A.N.I.M.A.L para rato?

AG: Sí. Seguir tocando. Ahora tenemos este disco, pero el año que viene seguramente grabaremos uno nuevo. Pero tranquilos, recién acabamos de sacar éste, el octavo de la carrera de A.N.I.M.A.L., así que es prematuro pensar en sacar otro. Hay 4 canciones nuevas, tienen como para ir escuchando lo nuevo, y tiene un DVD alucinante. Ahora se vienen muchas fechas: Río Cuarto y Córdoba Capital, después a Mendoza, San Juan y San Luis. Después el 21 de octubre tenemos un Teatro de Flores, vamos a presentar el disco ahí, después volver a Colombia en noviembre, México, Centro América, Salvador, Costa Rica y Nicaragua. Seguir tocando, vamos a tocar mucho todo este año y el que viene. El próximo año nos pondremos a trabajar en el disco nuevo, por ahí para sacarlo a fin de año o el otro año. Pero tranquilos porque ahora estamos súper bien, felices. Si nos volvimos a juntar es para tocar, pasarla bien, ser felices y hacer feliz a la gente. No nos juntamos para sacar un disco y separarnos, sería una estupidez. Hay A.N.I.M.A.L para rato.

 

(VÍCTOR SPINELLI)

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba