LocalesVirales

6.000 kilómetros para encontrarse con la perrita luna

La perrita se había perdido los primeros días del mes de agosto, en una estación de servicio ubicada en La Adela, La Pampa. Finalmente después de casi un mes lograron encontrarla.

Después de 18 días, Luna volvió a encontrarse con su familia.

El 12 de agosto último, una familia que viajaba desde Comodoro Rivadavia (Chubut), a la provincia de Chaco, como lo hacen miles de personas a diario, se detuvo en una estación de servicio ubicada en La Adela (La Pampa), “la idea era estirar un poco las piernas, cargar agua para el mate y seguir viaje”. En ese momento “al abrir la puerta del vehículo, la perrita de la familia se baja del auto, y se asustó con los ruidos que allí había, entonces salió corriendo al monte”.

En ese momento la familia, buscaba un medio para difundir el hecho, ya que “debían seguir viaje de forma urgente». Allí descubrieron a Río Colorado Informa. Fue entonces que se contactaron con el medio, a fin de hacer conocer el hecho y compartir las imágenes de la perrita, que por esas horas ya estaba perdida.

Con la difusión de las imágenes, y la ubicación del lugar donde Luna se había extraviado, comenzó un cadena solidaria de vecinos y personas particulares que se comprometieron para encontrarla.

Al parecer la habían visto a unos 10 kilómetros del lugar donde se había perdido, “es que el animalitos seguramente siguió el rastro del auto” explicaban.

Después de 18 días

En el tiempo que Luna se había perdido, fueron muchas personas las que colaboraban, algunas pegaban carteles con su foto, dejaban agua y comida en los lugares donde la habían visto. Y nadie podía agarrarla, ya que se asustaba y salía corriendo.

En este encuentro, personas especiales estuvieron presentes, Las integrantes de La Patrulla Protectora, también Mónica Sainz y su familia, Andrea collar, Antonia Ochandorena por preocuparse y ocuparse, Mónica Aguer, Gise Aguer. Fueron muchas las personas que intentaron “agarrarla” para poder rescatarla del monte.

Finalmente, 18 días después, la perrita regresó al lugar donde se había bajado aquel 12 de agosto, en la estación de servicio, allí sus trabajadores la vieron y la reconocieron, y avisaron de inmediato. Ya que estaba muy asustada y no se dejaba agarrar.

En ese tiempo, la familia viajó tres veces a la comarca del río Colorado, “en cuanto había una noticia de que la habían visto en algún lugar, viajamos“, pero cada viaje no lograban encontrarla.

Finalmente este fin de semana, el encuentro fue posible.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba