La Justicia ordenó bajar la cuota de un plan de autoahorro de 30 mil a 8.500 pesos

Ahora la cuota deberá actualizarse conforme a un coeficiente del Banco Central de la República Argentina (BCRA). En 2017 pagaba 5 mil pesos por mes ( y hoy tenía que dejar 30 mil) pague 8.500

La Justicia de la provincia de Santa Fe ordenó a quienes administran el plan de ahorro de Volskwagen dar marcha atrás con una serie de aumentos que aplicaron en los últimos tres años. No fue para todos los planes. Sino solo para el de un hombre que fue a la Justicia porque en 2017 empezó a pagar 5 mil pesos por mes para comprar una camioneta Amarok. Este año la cuota subió a 30 mil pesos.

El juez definió que de ahora en adelante le cobren lo que pagaba en diciembre de 2018, algo menos de 8.500 pesos, y que la cuota deberá actualizarse conforme a un coeficiente del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

Desde la Justicia entendieron que el plan de ahorro de Volkswagen había violado las normas de la Ley de Defensa del Consumidor y el Código Civil y Comercial porque no aplicaron la teoría del esfuerzo compartido frente a circunstancias extraordinarias (inflación y escalada del dólar que llevaron a devaluar el precio de la camioneta). Entendieron que el aumento fue trasladado todo a las cuotas que pagaba el hombre cuyo abogado es Adrian Horvat.

Néstor García, titular del  Juzgado Civil y Comercial N°6, dijo que “era innegable el pedido del hombre porque afecta una gran parte del salario y existe el riesgo de  incumplimiento con la eventual privación del bien que tendría el demandado”.

En septiembre la Justicia había aceptado otra demanda de un usuario contra plan de ahorro Volkswagen. En la cuota 28 le habían comunicado que “debido a cambios macroeconómicos”, aumentaban el valor del auto en el plan de ahorro, y que le empezaban a debitar la diferencia, entre otros cambios que tomaron sin preguntar. El cliente accionó judicialmente y el juez Carlos Cadierno le dio la razón.

El hombre había firmado un contrato en 2014 para entrar a un plan de 84 cuotas y comprar un Gold Trend. A partir de la cuota 28 comenzaron a debitarle conceptos que no habían sido autorizados ni informados.  Tiempo después recibió una nota donde le informaban que a causa de cambios macroeconómicos el valor de los vehículos a nivel nacional se habían incrementado. Le comunicaron que habían dispuesto un  esquema de diferimiento por 6 meses consecutivos del 8% que se aplicaría sobre la alícuota vigente. El suscriptor del plan se cansó, e intimó al cese inmediato del débito mensual y al reintegro de las sumas correspondientes a otros débitos varios.

El juez en lo civil y comercial Carlos Cadierno insistió en su resolución que “la ley tiene por objeto la defensa del consumidor o usuario, asegurando la plenitud de sus facultades de información, elección y exigencia” y le dio la derecha al hombre.

Cadierno resaltó que Volkswagen violó el deber de información, algo establecido en el Código Civil y Comercial y el artículo 4° de la Ley de Defensa del Consumidor donde establecen que “el proveedor está obligado a suministrar al consumidor en forma cierta, clara y detallada todo lo relacionado con las características esenciales de los bienes y servicios que provee, y las condiciones de su comercialización”.

El magistrado aclaró que la empresa tuvo una conducta abusiva y pidió que le devuelvan los cobros indebidos.

Semanas atrás la Justicia tuvo otro caso a favor de una persona engañada por un plan de ahorro de autos. Un hombre había firmado un Plan Rombo de Renault, donde la prometían que en la cuota 11 iba a poder retirar el auto. Cuando no cumplieron el hombre fue a la Justicia y llevó los recortes del diario donde publicitaban la “oferta”. Después de un juicio resolvieron que Plan Rombo y la concesionaria le paguen 70 mil pesos por no dar toda la información al cliente.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Fuente
El Ciudadano
Botón volver arriba
Cerrar