Tendencia

Escalofriante video: una niña camina por la cornisa de un edificio en España

La menor se traslada desde la ventana hasta el balcón del departamento ante el descuido de sus padres.

Las imágenes que acompañan a esta noticia sin dudas ponen los pelos de punta. Fueron grabadas por un turista en Adeje (Tenerife, España​) que no podía creer lo que veían sus ojos: en el hotel de enfrente había una niña de unos cuatro años corriendo por la cornisa de un edificio.

El video se grabó el pasado fin de semana en la zona de Playa Paraíso y conmocionó a los vecinos por el peligro que corrió la pequeña. El riesgo era enorme: una caída de cinco pisos de altura habría resultado mortal.

La Policía Local está tratando de localizar a los padres, aunque medios locales apuntan que son turistas finlandeses que estaban pasando las Fiestas en Tenerife. Al parecer la niña aprovechó un descuido de la madre mientras se estaba duchando para realizar su escalofriante paseo.

Escalofriante video de una niña caminando por una cornisa

Escalofriante video de una niña caminando por una cornisa

Publicado por Яiplay en Miércoles, 8 de enero de 2020

La menor, como se puede ver en las imágenes, va y viene por la cornisa como si nada. No tiene ninguna baranda o lugar del que agarrarse y recorre varios metros rumbo a la terraza de su apartamento.

Al ver que no puede saltar las protecciones se da media vuelta y regresa a la ventana por la que había salido. En un momento dado incluso parece tropezar, pero consigue no caerse.

El vídeo se ha viralizado en las redes sociales después de que el productor de radio británico Jer Dixon lo compartiera en su perfil de Twitter, en el que tiene más de 18.000 seguidores.

Según ha explicado a La Vanguardia, él no fue el encargado de grabarlo desde el edificio de enfrente. Un conocido le pasó el vídeo por WhatsApp y él lo compartió para alertar a los padres de los peligros de reservar habitaciones en plantas altas teniendo niños.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Fuente
La Vanguardia
Botón volver arriba
Cerrar