Política

Amplio respaldo al proyecto de ley de Promoción de Juventudes

Referentes de la juventud respaldaron hoy el proyecto de Promoción de Juventudes, que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó ayer con el objetivo de que «futuras generaciones tengan los mismos derechos que hoy», y destacaron que la iniciativa es independiente de las ideologías.

El proyecto, anunciado ayer por Cristina y que será enviado en los próximos días al Congreso Nacional, tiene entre uno de sus puntos la actualización automática semestral del programa Progresar, destinado a que jóvenes de entre 18 y 24 años concluyan sus estudios y elevará a nivel de Secretaría el área nacional de juventud.

Además, la Presidenta dejó en claro que ley de Juventudes es para “atender al universo que va de los 18 a los 29 años” y “darle una orientación a la juventud para que sea promocionada sin color partidario”, ya que “las juventudes no son de un color ni de un solo sector, sino que son de todos”.

Respecto de la iniciativa, el subsecretario de Juventud de la Nación, Facundo Tignanelli, subrayó la importancia de la realización de foros en todo el país «en los que se discutió el contenido de la ley con jóvenes provenientes de todos los sectores».

En diálogo con Télam, Tignanelli destacó que los gobiernos de «Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner tuvieron el coraje de poner a la juventud en el centro de la escena y convertirla en protagonistas de la historia» y agregó que esas gestiones «impulsaron una mirada avanzada del Estado al poner a la juventud como un sujeto de derecho, con proyectos de vida» y agregó que «falta que la sociedad en su conjunto también lo haga».

Además, el funcionario destacó que tanto la figura del «defensor de los jóvenes» como la del titular del Instituto de la Juventud «tendrán representación parlamentaria» y, a modo de ejemplo, dijo que el primero «va a tener la especificidad de intervenir en situaciones como las generadas en Tucumán donde la justicia restringió el derecho a votar de los jóvenes de 16 años».

Quien también se refirió al tema fue Juan Miguel Gómez, titular del Programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo dependiente del Ministerio de Trabajo de la Nación, quien sostuvo que la ley «cristaliza las políticas públicas y la inversión que el Estado viene haciendo en el sector» y agregó que «a medida que avanzan los procesos políticos necesitan consolidarse estos avances en leyes para que dejen de depender del libre albedrío del gobierno de turno».

Gómez, en declaraciones a Télam, analizó que «las problemáticas que tienen que ver con los jóvenes son transversales y están relacionadas con el trabajo, la educación y la salud» por lo que si bien «cada ministerio tiene su política especifica hacia el tema, es necesario un ámbito de coordinación y articulación que ponga en valor los recursos del Estado nacional orientados al mismo sector».

En otro orden, Malena Rinesi, presidenta de la Federación de Estudiantes Secundarios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dijo en declaraciones radiales, que «independientemente de la ideología que se pueda tener, es innegable que en estos 12 años se nos han otorgado derechos a las juventudes» y sostuvo que con la aprobación de la ley «no será tan fácil pasar por encima de estos derechos y conquistas adquiridas si algún gobierno quisiera hacerlo» y sintetizó «esta es una victoria del pueblo y la juventud».

Por otro lado, la titular del Pograma PROGRESAR, Carla Degliantone, señaló a Télam como virtud la elevación de la Subsecretaria de Juventud de la nación a Secretaria y que la ley impulse la coordinación de todos los programas existentes destinados al sector a la vez que celebró que se le dé «un marco institucional al conjunto de políticas públicas destinadas al sector».

Por último, Ignacio Rico, responsable de la JP Evita, dijo que «esta ley demuestra la coherencia de un gobierno que desde hace mas de una década viene luchando por el bienestar de nuestros compatriotas, sean niños, jóvenes o jubilados» y agregó que el anuncio se da en contraste de «un mundo que margina y excluye a los jóvenes, que genera guerras para vender armas y que precariza el trabajo para aumentar las ganancias».

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba