LocalesPolíticaÚltimas NoticiasUrgente

Ajuste: con una contundente protesta en la provincia, ATE demandó paritarias a Weretilneck

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) realizó una contundente protesta en la provincia para rechazar el 17% de aumento salarial planteado por el Poder Ejecutivo y exigir a Weretilneck la inmediata convocatoria a paritarias para debatir la pauta de incremento de los haberes de todos los empleados públicos para el período 2017.

 

La entidad sindical sostiene que el porcentual que pretende imponer por decreto el Gobierno no contempla la inflación real proyectada para este año -que se ubicará entre el 26 y 30 por ciento- y tampoco permite a los estatales recuperar lo perdido durante el 2016, a partir de un proceso inflacionario que trepó hasta los 40 puntos en toda la región patagónica.
La medida de fuerza contó con una alta adhesión de trabajadores y se sumaron además de los principales ministerios, numerosos organismos, sectores, dependencias y empresas públicas, estimando que el acatamiento promedio a partir de la mitad de la jornada laboral alcanzó el 90 por ciento y se mantuvo en ese nivel hasta pasado el mediodía. Uno de los organismos más significativos fue la obra social IPROSS donde, por primera vez en muchos años, se cosechó una adhesión superior al 80 por ciento.
Las actividades de protesta se concentraron frente a los principales hospitales (General Roca, Viedma, Allen, Cipolletti, Cinco Saltos y San Carlos de Bariloche) ya que el sistema público de salud sería uno de los más afectados por las medidas de ajuste. En tanto que la medida también tuvo el respaldo de los trabajadores de la Municipalidad de Río Colorado quienes se declararon en Estado de Asamblea Permanente.
Se debe destacar también la adhesión de una comitiva del gremio docente Unter que participó de las actividades.
El gremio considera que el Gobernador debe poner freno a un recorte de gastos que afecta de manera directa a las prestaciones y pone en riesgo los servicios esenciales que debe garantizar el Estado, como Salud, Educación, Desarrollo Social y Seguridad.
El achique definido por el Poder Ejecutivo no solo alcanzará parte de los salarios de los trabajadores, además perjudicará el normal funcionamiento de las instituciones -las que verán agravados sus problemas de financiamiento, la provisión de insumos de distinto tipo, artículos de limpieza, alimentos, disponibilidad de recursos humanos y materiales indispensables- produciendo una disminución en la cantidad y calidad de los servicios.
Para ATE se ha producido un giro brusco en el curso de las políticas del gobierno y todas las medidas que se han ido tomando en el primer mes del año generan un impacto altamente negativo en todos los ciudadanos y persiguen el objetivo de hacer pagar el costo de la crisis a todo el pueblo y no precisamente a los sectores económicos que se benefician de ella con altísimas ganancias.
El sindicato también planteó su categórico rechazo al mega-endeudamiento de 500 millones de dólares denominado Plan Castello, señalando que el mismo hará perder autonomía a la provincia y generará dependencia en favor de organismos internacionales de créditos, comprometiendo el futuro de varias generaciones de rionegrinos. Continuidad del plan de lucha Desde la Conducción Provincial de ATE se señala que mientras no existan respuestas o señales concretas del Gobierno en favor de los trabajadores, las medidas de fuerza tendrán continuidad y se irán profundizando con el correr de las semanas, informando que será el Plenario de Secretarios Generales -convocado en la ciudad de San Carlos de Bariloche para los próximos días- el encargado de definir la continuidad y modalidad de las protestas.
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba