NoticiasProduccion

Acreditación de inspectores sanitarios apícolas en Río Negro, Neuquén y Chubut

Cumplen un rol fundamental para el desarrollo de la apicultura, al colaborar con el Senasa en el cuidado de la sanidad de las colmenas.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) acreditó a nuevos Inspectores Sanitarios Apícolas (ISA) para las provincias de Río Negro, Neuquén y Chubut.

El rol que cumplen las personas acreditadas es fundamental para cuidar la sanidad apícola en el territorio, ya que colaboran con el Senasa en tareas como la inspección y muestreo de colmenas, se incorporan a la Red Nacional de Vigilancia Activa del Pequeño Escarabajo de las Colmenas (PEC), la inspección de apiarios de crianza y la implementación de planes sanitarios.

Para acceder a esta acreditación, quienes se postulan deben asistir a un curso y aprobar las instancias teóricas y prácticas. Cumplidos estos requisitos ingresan en el Registro Nacional de Inspectores Sanitarios Apícolas del Senasa.

En este sentido, la actividad que se llevó a cabo entre el 29 de noviembre y el 1 de diciembre en las localidades de Fernández Oro y Allen, de la provincia de Río Negro, tuvo por objetivo acreditar a 8 nuevos inspectores sanitarios apícolas. Estas personas fueron postuladas por los respectivos gobiernos provinciales y realizaron la etapa de formación de manera virtual el año pasado.

«Durante estos días se llevó a cabo un instancia presencial en la que nos enfocamos en que tuvieran la posibilidad de demostrar que cuentan con los conocimientos teóricos y prácticos requeridos para ser acreditados», explicó Mauricio Rabinovich, del Programa de Sanidad Apícola del Senasa, quien estuvo a cargo de la actividad.

Además, la oportunidad permitió que se revisaran y actualizaran aspectos vinculados a las normativas que se aplican en esta actividad, que se presentaran los avances en informatización del Programa de Sanidad Apícola y que se brindara una charla sobre el Pequeño Escarabajo de las Colmenas (PEC), una plaga exótica, que puede causar graves daños por lo que es importante saber identificarla y notificar cualquier sospecha sobre su presencia.

Por último, Rabinovich indicó que el trabajo compartido durante estas tres jornadas da cuenta del interés de la región en fortalecer y desarrollar la actividad apícola.

Junto al Senasa, participaron en la organización de estas actividades las referentes de apicultura de los gobiernos de Río Negro, Neuquén y Chubut. Finalizadas las jornadas de acreditación, se llevó a cabo la entrega de certificados y una actividad organizada por el Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro, en la que disertaron funcionarios y profesionales del Senasa, el INTA, el CONICET y la Subsecretaría de Agricultura de Río Negro. Durante la misma se relanzó el Consejo Apícola de Río Negro.

El Programa de Sanidad Apícola del Senasa tiene por objetivo planificar y evaluar estrategias sanitarias de lucha contra enfermedades de las abejas que afectan la producción apícola nacional y prevenir el ingreso de plagas y otras patologías exóticas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba