Río Negro

Las Grutas «lleno de gente y nadie cumplió el protocolo por la pandemia»

Una gigantesca cantidad de turistas arribaron a la playa rionegrina para disfrutar del fin de semana extra largo. El cumplimiento de los protocolos sanitarios, bien gracias.

Una enorme cantidad de visitantes arribaron a las playas, y aunque esta fue una prueba piloto por la pandemia del coronavirus, poco cumplimiento se vio en la villa balnearia.

Desde el inicio de la pandemia pudieron verse colas interminables de vehículos que llegaban de todas partes para disfrutar del fin de semana extra largo. Esta sería una prueba piloto para la implementación del protocolo sanitario por la pandemia del coronavirus. Nada de esto pudo cumplirse.

Según prestadores, la ocupación supero el 30% bastante superior a lo que se había establecido, y asi se nota tanto en las calles como en las playes, con un lleno total.

Denuncian que desde el municipio, dejaron ingresar personas sin tener en cuenta «la ocupación». Terminado gran cantidad de turistas deambulando y alojándose en hospedajes sin habilitación.

En dialogo con el diario Río Negro uno de los prestadores expresó que “Nos hicieron anunciarle a la gente que sólo podría entrar con reservas, y nos hicieron inspecciones para constatar el cumplimiento de las pautas sanitarias. En base a eso, nos dieron un sello de calidad para poder funcionar. Pero resulta que después dejaron entrar a todos. Y el que llegó sin reservar se pudo alojar en lugares no habilitados, porque nadie los controló. Eso fue en desmedro de aquellos que cumplieron con todas las normas, que en muchos de los casos se quedaron con las camas vacías”.

Las playas fue otro de los factores que demostró el fracaso absoluto del protocolo implementado por el municipio de San Antonio Oeste, donde por ejemplo se demarcaría la playa respetando el distanciamiento social. Y solo se colocaron «algunas soguitas» que lejos estuvieron de surgir efecto.

Para cada una de estas medidas, se había preparado un grupo de «guardia urbana» integrada mayormente por jóvenes, que a la hora de acercarse a los turistas para informarlos de las medidas, fueron agredidos e insultados.

Aunque si hubo turistas como residentes, que implementaron las medidas de prevención, o protocolares como el distanciamiento o utilización de tapabocas. La gran mayoría de los visitantes no logro asimilar las medidas sanitarias y muy lejos estuvieron de cumplirlas.

Ahora luego de esta experiencia, la preocupación crece en los residentes, quienes estiman que esta situación podría traer consigo una importante ola de contagios, sabiendo que el lugar no cuenta con un sistema de salud que pueda contener una gran cantidad de casos en caso de que los hubiese.

Esta fue una prueba piloto después de varios meses de medidas dispares en las provincias. Pero la conciencia de la mayoría todavía no logra asumir el compromiso ciudadano de empatía hacia el otro, en el marco de una pandemia que afecta a todo el mundo.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Mirá también

Cerrar
Botón volver arriba