Ecología

Caracoles gigantes africanos a Misiones: detectaron un nuevo foco

Luego de un primer caso que el Senasa informó a fines de diciembre, ahora se encontraron más moluscos de este tipo a 3 kilómetros de distancia de la zona original.

Senasa informó que en las últimas horas erradicó más de 40 ejemplares de caracol gigante africano (Lissachatina fúlica) en el barrio El Colono de la ciudad de Eldorado, en Misiones.

Luego de un primer foco que se detectó a fines de diciembre, ahora se encontraron nuevos moluscos de este tipo a 3 kilómetros de distancia de la zona original.

La semana pasada, personal del Centro Regional Corrientes-Misiones del Senasa capacitó a agentes de la Secretaría de Ambiente del municipio acerca de las características del caracol gigante africano para poder identificarlo. Luego, entre el organismo, la cartera ambiental y la municipalidad monitorearon la zona ubicada en el kilómetro 6, en la que se había denunciado la presencia de la especie, los capturaron y los erradicaron.

¿Cómo reconocer uno de estos caracoles?

  • Tiene un caparazón o conchilla grande, de hasta 20 cm de largo y 10 cm de ancho.
  • El color es castaño o marrón en general y presenta bandas longitudinales “a lo largo del caparazón” castaños claras y oscuras irregulares.
  • La forma es cónica, con un truncamiento o corte en la base de la columna. El borde de la apertura del caparazón es “filoso”, es decir que si lo sentimos con los dedos es factible poder diferenciar este borde cortante.

¿Qué debemos hacer si encontramos uno?

Entre los métodos de control más adecuados, el Senasa recomienda la recolección manual con guantes, colocarlos en un recipiente (como por ejemplo un tacho de pintura, una lata de pintura o un frasco), volcarles sal y taparlos. Luego de dos días, enterrarlos sin el recipiente.

Recomendaciones

  • •No tocar caracoles.
  • •Evitar el contacto con la baba del caracol, especialmente con ojos, nariz y boca.
  • •Lavar con agua potable las verduras.
  • •Si tocó el caracol, lavarse inmediatamente las manos. También hacerlo luego de tocar las superficies que puedan haber estado en contacto con la baba de caracol.
  • •No comer caracoles.
  • •No utilizarlos como carnada, mascota o adorno.
  • •No utilizar venenos contra el caracol, ya que pueden afectar a niños, mascotas o fauna nativa.
  • •Elimine del jardín restos de madera, materiales de construcción, tejas o cualquier elemento que pueda ser utilizado como refugio por el caracol.
  • •En caso de ser necesario, tomar los caracoles con guantes impermeables, colocarlos en una bolsa, aplastarlos y enterrarlos. Los guantes también deben ser enterrados o quemados.
  • •No permitir que los niños participen de la captura de los caracoles.

Es muy importante no trasladar caracoles hacia otras zonas. Tener precaución al trasladar plantas u otros elementos del hogar donde los caracoles o sus huevos podrían alojarse.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba