Mundo

Un nene de 9 años escapó de casa, tomó un avión y viajó 2.700 kilómetros

El insólito episodio sucedió en Brasil y tuvo como protagonista a un nene que no tenía pasaporte, pasaje, ni equipaje pero logró eludir todos los controles de seguridad.

El menor de 9 años, Emanuel, vive en la ciudad de Manaos en Brasil. Algo que tenía claro, era que no quería volver a su casa: decidió apagar la computadora, juntó sus cosas en la mochila y aprovechó el momento justo para escapar.

El hecho ocurrió el 26 de febrero. La madre pensó que él dormía pero cuando ella despertó se dio cuenta que no estaba. Daniele Marques reportó a las autoridades locales que su hijo Emanuel había desaparecido.

Antes de salir, el menor había buscado en internet cómo hacer para filtrarse en un vuelo sin ser descubierto. Emanuel Marques de Oliveira tomó un colectivo y se dirigió al aeropuerto.

Lo que más llamó la atención de las autoridades locales es la habilidad de Emanuel para confundirse entre los pasajeros sin levantar sospechas de su presencia en ninguno de los trabajadores del aeropuerto.

Sin pasaporte, pasajes, ni ningún equipaje, logró superar todas las instancias de seguridad y se subió al vuelo rumbo a San Pablo. Como si tuviera la capacidad de hacerse invisible, el nene se ubicó en un asiento sin la ayuda de nadie y viajó por más de cuatro horas a 2700 kilómetros de distancia.

La Policía Especializada en Protección a la Niñez y la Adolescencia (DEPCA) informó que el niño quería vivir en San Pablo con otros familiares y que no registraron antecedentes de violencia familiar.

Ese mismo sábado por la noche, Marques recibió una llamada de un empleado de la aerolínea. «Eran alrededor de las diez de la noche y me informaron que estaba en el aeropuerto de Guarulhos».

Una vez que se reencontró con su familia, su madre le preguntó cómo había hecho para superar todos los controles y subirse a un avión sin tener ningún documento.

«Me dijo que tomó algunos autobuses al azar desde casa hasta llegar al aeropuerto. Luego miró el horario de vuelos en el panel y se subió a uno de ellos. Mi hijo pasó por tres revisiones sin que nadie se diera cuenta de que estaba solo, sin documentación ni boarding pass», explicó la madre a los medios.

Según reveló la mujer al medio citado, el chico logró ingresar al vuelo sin la necesidad de un pasaje, gracias a que buscó en Google “cómo subir a un avión sin ser visto”. En ese tutorial descubrió cómo pasar desapercibido ante las autoridades y tomar un vuelo.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar