Noticias

Manu Ginóbili se confiesa en una charla íntima: «Me hubiese gustado disfrutar más»

El referente de la Selección Argentina y los San Antonio Spurs recorre su carrera, entrevistado por su amigo Fabricio Oberto. Anécdotas inéditas, el peso de haber sido tan competitivo, la premonitoria camiseta de Tim Hardaway y un anticipo del discurso que dará este sábado. Desde este viernes en Star+.

La cuenta regresiva está en marcha. Este sábado Emanuel «Manu» Ginóbili sumará un nuevo hito a su inolvidable carrera: será el primer argentino en ingresar al Salón de la Fama de la NBA. En la previa, el referente de la Generación Dorada del básquet nacional compartió sus sensaciones e hizo un repaso por su exitosa vida deportiva en una entrevista con su amigo y excompañero, Fabricio Oberto, que se puede ver desde este viernes en la plataforma Star+.

El encuentro entre los exbasquetbolistas es parte del ciclo de especiales «En primera persona». Lejos de la formalidad de las entrevistas tradicionales, es una charla íntima en la que hablan como tantas veces lo hicieron en las concentraciones compartidas en la Selección Nacional y en San Antonio Spurs, como si la cámara no estuviese encendida. En ese ámbito descontracturado, Manu cuenta anécdotas inéditas, analiza pros y contras de haber sido tan competitivo y hasta le recrimina en broma a Oberto el día que, tras consagrarse campeones olímpicos en Atenas, sus compañeros volvieron sin él a la villa y lo dejaron solo en el estadio.

«Nunca elegí el básquet», se sincera Manu cuando explica que sus inicios se dieron de forma natural: cuando se dio cuenta, ya estaba adentro de una cancha. «Para mi familia, el básquet era como ir a la escuela o comer juntos los domingos», señala y destaca que hubo «un match increíble» con el deporte que lo vio brillar en las ligas de Argentina, Europa y los Estados Unidos.

A horas de convertirse en el tercer latinoamericano en sellar para siempre su nombre en la historia de la NBA, Manu recordó durante la charla con Oberto que en su juventud fue tan fanático de Michael Jordan que hasta llegó a llorar por una final perdida. Y aportó una anécdota que hoy toma un sentido casi premonitorio: cuando los Chicago Bulls se pusieron de moda en los 90’s y todos tenían su camiseta, él empezó a seguir a los Golden State Warriors para diferenciarse y usaba la casaca de Tim Hardaway. Curiosidad del destino, este sábado ingresarán juntos al Salón de la Fama.

Grabada en blanco y negro, la entrevista -de casi 50 minutos- transcurre en un clima cómplice y ameno, en el que Manu abre las puertas de su vida privada para contarle a Oberto algunos detalles de su intimidad. Entre ellos, el día que conoció a Marianela Oroño, su esposa, en la casa del «Oveja» Sergio Hernández -quien luego lo dirigía en la Selección Argentina- o las peripecias de su noviazgo a distancia con largas charlas telefónicas desde un locoturio y chats eternos por el viejo sistema ICQ.

La charla también aborda momentos no tan felices. Uno de los más llamativos -por el impacto que podría haber tenido en un carrera- es cuando Manu revela detalles de cuando estuvo a punto de romper su vínculo con San Antonio Spurs en 2016, enojado porque le habían negado la posibilidad de jugar para Argentina en el Mundial que se disputó dos años antes en España (nuestro equipo fue eliminado por Brasil en los octavos de final).

Un tema recurrente es el alto nivel de exigencia y competitividad que lo caracterizó. Ginóbili admite que es algo innato en él, que desde chiquito quería ganar en todo -hasta comparaba su boletín escolar con los de sus hermanos-, y que esto fue un motor para su carrera; pero también, una mochila pesada. «Odié perder más que lo que amé ganar», confiesa y reconoce que ahora, viendo en perspectiva sus logros y los lugares a los que llegó, siente que le faltó darle un mayor espacio al goce. «Me hubiese gustado disfrutar más el camino», dice en uno de esos momentos en los que la entrevista con Oberto se convierte en una charla de amigos.

Mientras se barajan ideas para la producción de un documental sobre su exitosa carrera, Manu se prepara para recibir el mayor reconocimiento que la NBA le otorga a un exjugador. Sobre el final de la entrevista, cuenta cómo lo toma y da algunas pistas de lo que será su discurso.

«Es rara mi relación con los premios individuales. Me alegra mucho que se alegren tanto por mí, pero no sé disfrutarlo del todo. No me niego, pero me cuesta aceptar el mimo. Me pasó lo mismo con llevar la bandera en un Juego Olímpico. Me genera algo raro. Siempre fui de la idea de que es un juego de equipo, tenía un chip metido», afirma. Ese mismo concepto estará en el discurso que dará en la ceremonia de ingreso al Salón de la Fama, del cual anticipó una frase que lo define de cuerpo entero: «Todo premio individual siempre lo consideré de equipo».

Con cuatro anillos ganados en la NBA, dos apariciones en el Juego de las Estrellas y la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, entre sus múltiples logros a lo largo de su carrera, el bahiense fue seleccionado junto a Tim Hardaway por el Comité Norteamericano para la clase 2022 del Hall of Fame, que también contará con nombres ilustres como el entrenador George Karl y la jugadora Swin Cash, entre otras leyendas.

Sobre los “Especiales Star+. En primera persona”

Son un boleto de primera fila a charlas únicas y momentos de reflexión personal de cada protagonista con el espectador como confidente y llevan al público a sumergirse y disfrutar de un testimonio abierto, descubriendo anécdotas jamás contadas de la vida privada de personas públicas, mientras dan a conocer su mirada del mundo.

En un formato de actualidad producido por Star Original Productions, destacadas figuras latinoamericanas de relevancia local y actual, se embarcan en una conversación íntima y distendida que explora rincones profundos de su historia personal y su trayectoria profesional, brindando su mirada de los acontecimientos más relevantes de su vida y pintando su propio retrato como nunca antes se vio, al tiempo que comparten en primera persona: qué piensan, qué sienten, novedades, detalles nunca antes revelados y cómo ven el mundo vertiginoso de hoy.

El episodio de Emanuel “Manu” Ginóbili se suma a las otras cuatro entregas del ciclo disponibles en Star+ y protagonizadas por la actriz argentina Eugenia “China” Suárez, el tenista argentino Juan Martín del Potro, el actor y comediante Adrián Uribe y el célebre músico Álex Lora junto a su hija Celia Lora.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar