Argentina

La industria creció 3,1% mensual en agosto

La actividad industrial del mes de agosto, de acuerdo a información preliminar del Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, mostró un avance interanual del 13%.

Según el informe, en la comparación con agosto de 2020, «la producción automotriz volvió a mostrar un destacado avance». También en la comparación interanual muestran un avance la siderurgia, la metalmecánica y la producción de minerales de metálicos insumos de la construcción.

En cuanto a la medición comparada con julio, la producción industrial mostró una mejora de 3,1%, con seis de diez ramas industriales registrando un avance. En el mes, además de la industria automotriz, se destacan la refinación de petróleo y la producción de químicos y plásticos.

Según FIEL, en el caso de la producción de minerales no metálicos, «el bloque viene mostrando en los últimos meses un menor ritmo de avance mensual acompañando la merma de la obra privada de refacción y ampliación». También en el informe se hace mención a los recortes de actividad en plantas de sectores que lideraron la recuperación en el sector de la metalmecánica.

«Desde Brasil se tiene un endurecimiento de la política monetaria, mayor deterioro de la confianza de los consumidores e industriales y un recorte en la expectativa de crecimiento. Con todo, en los primeros ocho meses del año la producción industrial acumula una mejora de 20,6% respecto al periodo enero agosto de 2020, con las principales ramas de actividad y la industria en el agregado recortando la dinámica de crecimiento acumulada en meses previos», explicó FIEL.

A nivel de sectores de la producción, en los primeros ocho meses del año y en comparación con el mismo periodo de 2020, el bloque automotriz lidera el crecimiento industrial con una mejora acumulada de 99,2%. Con un crecimiento superior al promedio de la industria en el periodo enero agosto se coloca el sector de minerales no metálicos que mejora un 39,3%, seguido de la producción metalmecánica (+37,1%) y la siderúrgica (+36,3%).

Por debajo del promedio de la industria, según esta medición, se ubican los despachos de cigarrillos (+17,1%), la producción de insumos químicos y plásticos (+14%), la refinación de petróleo (+11,1%), la producción de alimentos y bebidas (+5,3%).

En los primeros ocho meses del año y en la comparación interanual el mayor aporte a la recuperación de la industria lo realiza la metalmecánica con más del 27% del total, seguida de la industria automotriz, la producción de químicos y plásticos y la de minerales no metálicos. Estas cuatro ramas explican el 70% del crecimiento industrial en el periodo enero agosto de 2020, explicó FIEL.

«La actividad industrial vista desde la perspectiva de los tipos de bienes continúa siendo liderada por la producción los bienes de capital que acumulan una mejora de 59,2% en los primeros ocho meses y en la comparación interanual. Le siguen la producción de bienes de consumo durable con un crecimiento acumulado de 46.5% entre enero y agosto respecto al mismo periodo del año anterior», sostuvo el informe.

El avance de la industria automotriz, la producción de maquinaria agrícola y de durables de la línea blanca explican estos desempeños, explicó FIEL.

Por su parte, los bienes de uso intermedio acumulan una mejora de 19% en ocho meses y realizan el mayor aporte al crecimiento de la producción industrial. Finalmente, «los bienes de consumo no durable rezagan en su recuperación acumulando en ocho meses un avance de 6,7% en comparación interanual. Entre este tipo de bienes, el mejor desempeño lo muestra la producción de aceites precios internacionales de por medio, y bebidas con acuerdos de precios vigentes para algunas de ellas».

En términos desestacionalizados, el IPI de agosto retrocedió 0,2% respecto al mes anterior y encadenó dos meses de caída. La recuperación se muestra inestable se alternan avances y retrocesos mensuales desde abril, y recorta la mejora acumulada respecto al inicio de la Pandemia. La fase de recuperación cíclica de la industria dejó de ser la más dinámica, indicó el informe.

Por último, se explicó que «la industria continúa mostrando mejoras en la comparación interanual, mientras que respecto a meses previos se observa una mayor inestabilidad. El nivel de actividad alcanzó en los últimos meses registros de 2017. En perspectiva, las medidas a implementar por parte del gobierno paliativas del retroceso de los ingresos reales de la población, tendrán un impacto sobre el consumo y producción de no durables alimentos, bebidas y textiles, que se demorará en el tiempo».

«La producción de bienes durables podría recibir algún impulso adicional a partir de su rol de reserva de valor frente al deterioro del peso. La demanda de bienes de capital continuará sosteniéndose a la par del atraso y la ampliación de la brecha de cambio. No pueden descartarse mayores restricciones que las ya vigentes al acceso a divisas, lo que podría obstaculizar la dinámica de la recuperación», cerró FIEL.

Fuente
Ambito.com
Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba