Argentina

«La educación es un tema central y nunca un gasto»

Las becas antes era para los estudiantes terciarios y universitarios pero ahora alcanzará a los alumnos que estén cursando los dos últimos años de la secundaria. En este sentido, el Presidente sostuvo: "La educación es un tema central y nunca un gasto".

El Gobierno puso en marcha la ampliación de las becas Progresar para estudiantes de 16 y 17 años con el objetivo de brindar herramientas que ayuden a que los jóvenes finalicen el colegio secundario y revertir la deserción escolar, durante un acto que encabezó el presidente Alberto Fernández.

«La educación es un tema central y nunca un gasto», afirmó el Presidente durante el acto realizado este mediodía en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada, del que participaron también la directora ejecutiva de la Anses, Fernanda Raverta; el ministro de Educación, Jaime Perczyk; y el presidente del bloque del Frente de Todos (FdT) en diputados, Máximo Kirchner, entre otros funcionarios.

Además, Fernández cuestionó a quienes evadieron el pago del Aporte Solidario, con el que se sustenta el programa de ayuda económica a estudiantes, bajo requisitos de matriculación, asistencia y rendimiento académico.

Inicialmente las mencionadas becas estaban dirigidas a estudiantes terciarios y universitarios, pero a partir de ahora alcanzarán también a jóvenes en los dos últimos años del secundario.

«Tenemos orgullo de hacer esto, es plata invertida en el futuro. La Argentina necesita que ustedes estudien y el Estado tiene que estar para aquellos a los que les cuesta crecer. Estas becas Progresar tienen el mismo objetivo que en su comienzo, que nuestros jóvenes sepan», expresó el jefe de Estado.

Recordó que el programa había sido presentado originalmente en el segundo gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que durante la gestión de Mauricio Macri el aporte a los estudiantes «se hizo cada vez más pequeño».

Fue en ese momento cuando recordó que, en medio del «momento trágico» de la pandemia de coronavirus, Máximo Kirchner tuvo «la idea de pedir un aporte solidario a los que más tienen».

Lea también  Tras los años de abandono y vaciamiento macrista, vuelve Tecnópolis

«Debemos estar agradecidos a los que hicieron su aporte solidario y llamar la atención a los que no lo hicieron», señaló Fernández y pidió a los segundos que «reflexionen» porque «dejan a chicos y chicas sin la posibilidad de seguir estudiando».

También hizo referencia a los resultados de las pruebas educativas de la Unesco y juzgó que deberían «avergonzar» a la sociedad argentina.

Al igual que el Presidente, Raverta, Perczyk y Kirchner destacaron el valor del Aporte Solidario a las Grandes Fortunas como mecanismo de financiamiento de las políticas públicas, el valor de las becas en el objetivo de lograr que miles de jóvenes regresen a las aulas y el desfinanciamiento que sufrió el programa durante la gestión macrista.

«El macrismo redujo a la mitad la cantidad de becas Progresar y redujo de 12 a 10 meses la asistencia; ya pasamos el millón de chicos alcanzados por el programa y venimos a anunciar la decisión política del Gobierno de incluir a los que tienen entre 16 y 17 años. Les pedimos que nos ayuden a ver en las aulas quién falta, a quién alejó la pandemia, para que ellos vuelvan. Queremos pedir que se comprometan en esta gesta», pidió Raverta.

De igual modo, Máximo Kirchner declaró: «Me emociona mucho estar aquí, estoy muy contento, sobre todo si se tiene en cuenta la violencia que se descarga ante la marginación y la falta de trabajo de los jóvenes» y, como ejemplo, mencionó los casos de Lucas González, asesinado por la policía en la ciudad de Buenos Aires, y el de Luciano Olivera, en Miramar.

Perzcyk, por su parte, recordó que las becas Progresar no sólo llegaban a menos chicos durante el Gobierno de Cambiemos, sino que lo hacían con cifras «muy devaluadas».

Lea también  Mendoza aprobó el uso de sustancias químicas en las explotaciones mineras

Afirmó entonces que desde la llegada de Alberto Fernández el monto percibido «se multiplicó por 4».

Las becas Progresar son una política pedagógica que tiene el objetivo de «mitigar las desigualdades educativas sociales y económicas y garantizar las condiciones de accesibilidad, permanencia y egreso», destacó oportunamente Presidencia.

Se trata de un aporte económico con condicionalidades de matriculación, asistencia y rendimiento académico y, en concreto, implica que cada joven recibe 5.677 pesos mensuales en 12 cuotas, que se cobra el 80% todos los meses y el 20% restante al finalizar el período.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar