Mundo

Hay cuatro argentinos en Kabul

Son tres hombres y una mujer que en las próximas horas dejarían el país. El embajador argentino en Pakistán confirmó que se encuentra “en contacto permanente” con el grupo que espera se active un plan de evacuación.

Al menos cuatro argentinos se encuentran en medio de la crisis que vive Afganistán tras el triunfo militar y la toma del control total del país por parte de los talibanes, todos en contacto con autoridades diplomáticas argentinas y con posibilidades de abandonar el país en breve, informaron este lunes fuentes oficiales.

El grupo se encuentra en buen estado y en contacto con la embajada argentina de Pakistán (que atiende la situación en Afganistán) y está integrado por miembros de la Organización de las Naciones Unidas y ONGs, y un piloto.

Según informó Clarín, se trata de Gilberto Velazquez Franco, un especialista en seguridad miembro de Naciones Unidas (ONU), quien buscará partir este martes de la ciudad rumbo a Kazajistán.

A su vez están Melisa Rolls y Rodolfo Yamila, miembros de una ONG, quienes tienen un pasaje comercial para este martes rumbo a Estambul.

Finalmente el cuarto argentino es Andrés Arevalo, piloto casado con una ciudadana brasileña, quien según confirmó Cancillería saldría este lunes con otros pilotos en avión privado rumbo a Uzbekistán.

El embajador argentino en Pakistán, Leopoldo Sahores, que atiende los asuntos de Afganistán, dijo en declaraciones a la TV Pública argentina que esa legación diplomática se encuentra “en contacto permanente” con el grupo que espera se active un plan de evacuación.

“Hacemos un seguimiento permanente con los argentinos, que se encuentran en Kabul, tienen provisiones, no están en situación de vulnerabilidad, aunque sí están preocupados por el clima social tras los acontecimientos del fin de semana”, dijo Sahores.

Miles de personas acudieron este lunes al aeropuerto de Kabul en un intento por huir del país tras la ofensiva relámpago de los insurgentes que desató el colapso del Gobierno y la huida al extranjero del presidente Ashraf Ghani.

El fulgurante triunfo de los insurgentes, que celebraron anoche ocupando el palacio presidencial en Kabul, y las aglomeraciones en la terminal aérea desencadenaron el pánico en la única salida del país, donde miles intentaban huir del nuevo régimen que el movimiento islamista radical, de regreso al poder luego de 20 años de guerra, promete establecer.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba