Tendencia

Fernández designó a Cristina Caamaño como interventora de la AFI

En ese plazo, la funcionaria tendrá la misión de normalizar y definir un plan estratégico para la actuación de la dependencia.

El presidente Alberto Fernández firmó este viernes a la noche el decreto de intervención de la Agencia Federal de Inteligencia ( AFI), por un plazo de 180 días, y designó en el cargo e inmediatamente puso en funciones a la Fiscal Nacional Cristina Caamaño, quien estuvo al frente de la Oficina de Observaciones Judiciales encargada de las escuchas.

El presidente recibió a Caamaño este viernes a la noche en su despacho de la Casa de Gobierno, en un encuentro del que participó además el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Sobre la gestión que encabezará de ahora en más Caamaño, señaló Cafiero en declaraciones a los periodistas acreditados en la Casa Rosada, que “se volverán atrás reformas que se habían dispuesto durante la administración (Mauricio) Macri, como por ejemplo aspectos relacionados con los fondos reservados, que ahora serán transparentados”.

Una de las tareas será establecer si esos fondos están asignados a determinadas tareas y, en caso de no encontrar una relación relevante, las partidas serán destinadas al presupuesto del Consejo Nacional Argentina contra el Hambre, sostuvo.

También se convocará al personal de la Agencia “para conocer las tareas que cumple cada uno, tanto agentes orgánicos como inorgánicos y si no tiene labores definidas, se evaluará si se le asignarán otras funciones, o si sigue. Se hará un estudio sin prejuicios”, expresó el Jefe de Gabinete.

En el plazo de 180 días, la interventora tendrá la misión de normalizar y definir un plan estratégico para la actuación de la dependencia, apuntó Cafiero, quien señaló que “no se piensa en la disolución” de la AFI.

Comentó que “no se conoce cuál es la situación administrativa de la Agencia, ni cuánto personal se desempeña allí” y comentó el caso de la Escuela de Inteligencia, que fue reformada en la administración anterior, “y no sabemos cuántos agentes están haciendo cursos, cuántos siguen y cuál es su estado”.

“Queremos tener una Agencia transparente” indicó Cafiero, quien puso como ejemplo el caso del falso abogado Marcelo D’Alessio, que “es una muestra de cómo se operaba para armar causas y realizar persecusiones”.

La fiscal Caamaño es la presidenta de Justicia Legítima y además estuvo al frente del Departamento de Intercepción y Captación de las Comunicaciones (Dicom) durante la gestión de Alejandra Gils Carbó como procuradora General. Allí permitió que se agilizaran las escuchas en casos de riesgo de vida y secuestro.

También fue titular de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (Datip), fue la fiscal de la causa por el crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra, ocurrido el 20 de octubre de 2010, y ocupó la Secretaría de Seguridad durante la gestión de Nilda Garré.

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar