NacionalesUrgente

Femicidios: La pandemia que no se cura

Se registraron 279 femicidios de mujeres y niñas, 8 transfemicidios y 20 femicidios vinculados de varones adultos y niños durante el llamado Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), que comenzó hace un año, y el actual DISPO, según un relevamiento de la organización La Casa del Encuentro.

El informe del Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano” titulado “Pandemia de Género” confirmó que en ese lapso en la provincia de Buenos Aires fueron cometidos 103 crímenes, seguido de Santa Fe con 29, Córdoba 24, Tucumán 20 y Salta, Chaco y Mendoza con 13.

En Santiago del Estero y en la Ciudad de Buenos Aires hubo 10 femicidios, 8 en Misiones y Jujuy, 6 en Corrientes y Río Negro, 4 en Formosa, Entre Ríos y La Rioja, 3 en San Luis y Neuquén y 1 en Catamarca, Santa Cruz y San Juan, mientras que las únicas provincias en las que no hubo casos fueron Tierra del Fuego y La Pampa.

Respecto del vínculo con el femicida, 109 fueron cometidos por parejas y 60 por exparejas, 37 por conocidos/vecinos y 14 por otro familiar.

Además, 11 femicidas fueron padres o padrastros, 9 hijos o hijastros y 44 sin vínculo aparente.

El rango etario en el que hubo mayor cantidad de víctimas fue el de 31 a 50 años, con 109 femicidios; seguido por el de 19 a 30, años con 89, y 51 a 65, con 30.

De acuerdo al informe de La Casa del Encuentro, 35 víctimas habían realizado una denuncia previa, mientras que la mayoría de los asesinatos fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida con 91 y 84 casos, respectivamente.

En cuanto a las formas en que fueron asesinadas, 61 de las mujeres fueron apuñaladas, 59 baleadas, 55 golpeadas, 20 estranguladas e incineradas, 16 asfixiadas, 15 ahorcadas y 10 degolladas, según indicó el Observatorio.

Las víctimas colaterales entre el ASPO y DISPO fueron 321 hijas/hijos, un 61 por ciento menores de edad.

Según los datos de la organización, 14 femicidas tenían dictada una medida cautelar de prevención y 18 femicidas fueron agentes o exagentes de fuerza de seguridad.

También estableció que 23 víctimas tenían indicios de abuso sexual, 18 eran migrantes, 9 estaban en situación de prostitución, 8 embarazadas, 8 eran mujeres transy 2 pertenecientes a pueblos originarios.

Respecto de los femicidas, 40 de ellos se suicidaron tras cometer los crímenes.

El Observatorio no se limitó a la relación de los crímenes de género. También publicó una serie de medidas que considera imprescindibles, entre las que se destacan:

* Reclamamos que además del seguimiento/ acompañamiento cada Área Mujer Provincial/Municipal garantice la entrega de alimentos o subsidios económico para la mujer y sus hijas e hijos en las situaciones de alto riesgo, y cuando la justicia haya dictado la exclusión del hogar del agresor.

* Evaluación de los resultados prácticos de la Ley Micaela (recepción de denuncias, procesos judiciales en los que se evite la revictimización y sentencias con perspectiva de género, además de la publicación de los nombres de las funcionarias/os públicos que la realizaron, tal como lo indica la ley.

* Es imprescindible desterrar el mito de que debe esperarse 24 horas para realizar la denuncia de desaparición. Por el contrario, es primordial contar con una denuncia para que cuanto antes comience la búsqueda. Cada minuto cuenta. Ante la negativa de una comisaría a tomar este tipo de denuncias, contactarse con el Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) al (54-11) 5278-9800 internos 5558 y 5507.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba