Tecnología

El Estado Argentino revive la TDA – televisión digital Abierta

El servicio quedó deteriorado por la falta de mantenimiento en las torres de transmisión, que hasta el 2015 cubrían al 80% de la población.

Hace unas horas el gobierno de Alberto Fernández anuncio que invertirá $450 millones para poner a punto la red de Televisión Digital Abierta (TDA), cuyo servicio quedó deteriorado por la falta de mantenimiento en las torres de transmisión que hasta el 2015 cubrían al 80% de la población.

El lanzamiento de la Televisión Digital Abierta fue en el año 2010 y comenzó con la distribución de decodificadores -que permitían captar las señales digitales y verlas en un televisor analógico- entre la población de menores ingresos.

Posteriormente se estableció como norma que los televisores fabricados en el país deben incluir el sintonizador digital, lo que sigue vigente, según comentaron fabricantes de equipos en Tierra del Fuego.

La única ventana de incorporación de televisores sin sintonizador digital al parque de equipos en uso en el país ocurrió en el 2018, cuando autorizaron la importación de unidades sin sintonizador.

El destino de las inversiones

La mayor parte de la inversión para la TDA prevista en el plan Conectar, junto con los anuncios de ampliación de la red de fibra óptica y la recuperación del plan satelital, corresponde a equipamiento como baterías, grupos electrógenos, aire acondicionados, transmisores, multiplexadores, y el encriptador de señales, según informaron desde Arsat, que administra la red de torres de la Televisión Digital Abierta.

La red cuenta con 92 antenas, de las cuales el martes pasado la TDA tenía 86 que estaban operativas, 10 con transmisión parcial y dos fuera de servicio.

Según el relevamiento realizado por Arsat, el 60% del banco de baterías de la red de TDA no tuvo ningún mantenimiento después de 2015; y en muchos grupos electrógenos encontraron que el combustible tenía una «capa de melaza» por falta de aditivos para que se mantenga diluido, y que «todas las baterías de arranque de los grupos electrógenos están dañadas».

También detectaron «equipamiento que quedó fuera de soporte de los fabricantes», como por ejemplo lo equipos de compresión de las señales; así como el encriptador de señales que protege los derechos de todo el contenido que se transmite por la plataforma.

Explicaron que «en promedio la cobertura de la señal de la TDA llega a unos 60 km a la redonda de la torre», por lo que se resolvió colocar antenas en las casas que quedan fuera del alcance, para que puedan acceder al servicio.

La importancia de la encriptación de las señales tiene que ver con la protección de los derechos de transmisión de los contenidos, especialmente con las señales satelitales, ya que el Arsat 1 ilumina Argentina, sur de Brasil, Uruguay, Paraguay, sur de Bolivia y Chile.

SI la señal no está encriptada cualquier persona dentro de la zona iluminada por Arsat 1 podría acceder a la transmisión, aunque el administrador de la señal, por ejemplo la propia Radio y Televisión Argentina, haya pagado los derechos para transmitirlos.

«El equipo que encripta está obsoleto y fuera de la vida útil», indicaron en la empresa.

Explicaron que en los casos que las antenas están en funcionamiento parcial, en general corresponde a que al menos uno de las cuatro unidades de potencia de los equipos transmisores está fuera de funcionamiento.

En cuanto a los aire acondicionados, explicaron que en cada gabinete (shelter) hay cuatro equipos de aire que trabajan de a pares para mantener la temperatura estable dentro de la unidad.

Río Colorado

Recordamos que a mediados del mes de marzo en Río Colorado el bloque del FDT en el Concejo Deliberante local, reclamaba nuevamente al gobierno de Gustavo San Román, por las antenas arrumbadas en un galpón de Colonia Julia y Echarren, que debían ser instaladas en los domicilios correspondientes, Su mayoría familias rurales, o bien de bajos recursos de la comunidad. «Los concejales logramos que en el día de ayer (17 de marzo) se hiciera presente un técnico de Arsat para verificar cantidad y estado del las mismas, que se encuentran a resguardo del Ejecutivo Municipal».

«Alrededor de 200 equipos están sin entregar.» en Río Colorado.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba