Tecnología

¿Cómo elegir una impresora multifunción?

La tecnología avanza raudamente en el mundo, y con ello también las impresoras que tienen gran utilidad, en una oficina, en casa o en una empresa. Hoy veremos cómo elegir una que se adapte a nuestras necesidades.

Las impresoras multifunción o multifuncionales, son un complemento ideal para nuestro hogar, oficina o empresa. Estás impresoras no solo servirán para imprimir hermosas fotografías y guardar nuestros momentos más importantes, si no que además vienen actualmente con otras funciones que son sumamente útiles. Te las contaremos a continuación.

Aunque obviamente no podremos decir cual es la impresora perfecta, porque esto dependerá de la utilidad que necesitemos si abordaremos los aspectos fundamentales de estos aparatos que llegaron al mundo para facilitarnos la vida.

Si apuntamos a una impresora que nos sirva para fotografía, y dejar plasmados esos momentos inolvidables de la familia, o bien necesitamos escanear un documento, una foto antigua o simplemente hacer copias y utilizarla como fotocopiadora entonces encontraremos muchas variedades, de diferentes marcas y características, también de diferente precio, desde muy accesibles hasta más costosas, todo dependiendo de las funcionalidades de cada una de ellas.

En primer lugar deberemos buscar o fijarnos en el diseño de las mismas, buscando que nos guste estéticamente, y además que sea lo más compacta posible para que quepa en cualquier lugar. 

Posteriormente tendremos que pensar en cuál es la utilidad que vamos a darle, si es que solo la necesitamos para imprimir fotografías de vez en cuando, o también queremos imprimir otros documentos, o si es para el trabajo y necesitamos impresiones constantes. De esto dependerá la impresora que vas a elegir, ya que si no tendrá una función muy exhaustiva quizás no te convenga invertir demasiado dinero en comprar la mejor de todas. Ahora bien, si el uso que le darás, será intenso y diario, entonces si debemos pensar en una impresora de mayor calidad y de mayor precio.

Otro de los aspectos que tenemos que observar en una impresora es la velocidad de la impresión, y esto se mide en páginas por minuto, y lo ideal es que la velocidad no baje de cinco o seis páginas por minuto. Aunque sí solo la utilizarás para imprimir alguna foto de vez en cuando, entonces este no será un factor crucial a tener en cuenta.

La función que le daremos y para que la necesitemos es importante pensarla antes de comprarla, ya que por ejemplo si pensamos en papelería tendremos que elegir una impresora que acepte tamaños más grandes que la medida estándar de A4, buscaremos una impresora que mínimamente imprima en A3 y que además acepte papeles de gran gramaje, mayores a los gramajes estándares.

Paralelamente a esto, el material de impresión es fundamental dependiendo del uso que le daremos. Ya que hay impresoras que por ejemplo no permiten imprimir en papel con brillo. No todas lo admiten, así que tendremos que asegurarnos antes de la compra. Si es que nos dedicaremos al diseño gráfico o a la impresión de fotografías.

Respecto a las impresoras de tinta o las de láser, todo depende de la utilidad que le daremos, si por ejemplo vamos a imprimir fotografías, lo mejor es elegir una impresoras de inyección de tinta, esta nos dará un mejor resultado.

La conectividad es otro de los aspectos que podemos tener en cuenta, muchas impresoras en la actualidad cuentan con conexión wifi, y con cable, esto puede ser una ventaja (contar con wifi) pero también puede ser una desventaja, si nuestra conexión no es eficiente, ya que si por ejemplo enviamos por wifi a imprimir un documento y en medio de la impresión este se corta, nuestra impresión podría interrumpirse, en un documento no es tanto, pero en una fotografía sería un gran desperdicio de tinta.

Muchas impresoras de la actualidad vienen ya sea con sistema de tóner o con sistema de cartucho o tinta continua. Dependiendo la utilidad, que le daremos, dependerá este detalle que tenemos que tener en cuenta. 

Si por ejemplo vamos a imprimir muchas fotografías lo ideal sería comprar una impresora que tenga sistema continuo de tinta, esto quiere decir que trae unos tanques especiales para recargar periódicamente mientras la tinta se va acabando, este sistema es mucho más económico que el sistema tradicional de cartuchos. Pero como dijimos todo depende de la utilidad que le demos.

Como estuvimos viendo son muchos los detalles que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir una impresora, siempre depende del uso que le daremos, de cuánto estemos dispuestos a invertir y demás cuestiones.

No entraremos en marcas y detalles o características de cada una de ellas, en fin lo importante es pensar primero para que vamos a utilizar nuestra impresora, y que tipo de trabajos le vamos a indicar que haga.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba