Noticias

Un policía fue atacado por un «demonio» en la comisaría y los presos vieron todo

Un insólito hecho tomó estado público en las últimas horas: un policía que se encontraba de guardia en la Jefatura Departamental de Policía de la ciudad de Gualeguaychú, en Entre Ríos, fue atacado por un "ente" que le provocó heridas.

El efectivo aseguró haber sido víctima de un ataque paranormal. Por el hecho fue hospitalizado con lesiones varias que habrían sido causadas por el ente maligno, según su relato.

El extraño suceso ocurrió cuando el pasado jueves los presos advirtieron escuchar ruidos extraños, golpes y gritos en las celdas del piso superior. Es ahí cuando el policía Mauro “Ruso” Reinaldi, subió para saber qué pasaba. Según relataron los detenidos, desde ese entonces se comenzaron a escuchar golpes horribles, al mismo tiempo que el hombre pedía ayuda. Y minutos más tarde, vieron cómo el policía caía por las escaleras.

«Siento como que me agarran desde adentro de una celda y empiezo a forcejear como con una persona toda de negro, encapuchada. Quedé todo rasguñado», atestiguó la víctima que, tras el violento episodio, presentó heridas en el cuello, el pecho, los brazos y una cruz en la espalda marcada con tres dedos como si fueran pezuñas.

El efectivo, agregó en Radio Máxima: «Entré en nerviosismo, pedí auxilio y socorro, me oriné, esta persona me quería matar, no tenía otra intención, era un ente, no sé cómo llamarlo. La fuerza es impresionante, no me lo podía sacar de encima».

Rinaldi aseguró que se cayó al piso, fue tomado de las piernas y ahí el ente lo «vuelve a meter adentro queriéndome agarrar». Los detenidos llegaron a ver la disputa y aseguraron ver una sombra en diversas oportunidades y en ese momento también. «No alcancé a ver las uñas, decía, te voy a matar, te voy a matar, tenía la voz gruesa y ronca”, relató el policía.

El policía fue internado en el hospital Centenario, y las autoridades optaron por convocar a un sacerdote y a médicos. Ahora se encuentra con su familia, bajo tratamiento médico con buen estado de salud.

Las autoridades llamaron a un cura para que realice una bendición en el lugar. El Padre Mauricio Landra calificó de “inexplicable” e indicó que no se sabe con certeza lo que pasó. «Ellos veían que este hombre trastabillaba, pero no pudieron ver claramente», explicó el religioso. El cura comentó que el miedo de los internos era tal que querían ser trasladados al penal, e incluso manifestaron miedo de ir al baño.

La causa fue intervenida por el fiscal Martín Clapier. Personas del entorno deslizaron o sospechan de alguna maldición diabólica, aunque no hay ninguna información en concreto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba