PoliticaRío Negro

UCR: “Incompetencia del gobierno rionegrino en el manejo de la crisis sanitaria”*

Desde la responsabilidad que nos toca como partido de la oposición, la UCR rionegrina no puede menos que denunciar lo evidente, ni puede dejar de insistir en la necesidad de escucha, que constituye a estas alturas una falencia intolerable del gobierno rionegrino.

Desde la responsabilidad que nos toca como partido de la oposición, la UCR rionegrina no puede menos que denunciar lo evidente, ni puede dejar de insistir en la necesidad de escucha, que constituye a estas alturas una falencia intolerable del gobierno rionegrino. Nunca, desde el inicio de la crisis desatada por el covid19, nuestra provincia ha estado ausente del ránking nacional de los peores resultados de gestión de la crisis sanitaria.

No sabemos ya, ni los partidos de la oposición, ni los profesionales de la salud, ni las fuerzas vivas de la sociedad, ni la ciudadanía en general, cómo pedirle sensatez a la Gobernadora.

La renuncia masiva de 32 jefes de servicios médicos, de áreas técnicas y de centros de Salud de Bariloche, que se suman a la de los hospitales de Viedma, San Antonio, Cipolletti y Roca, arrojando un total de 50, es ni más ni menos que el resultado previsible de la sordera, la alienación y la ineficiencia del gobierno de Juntos Somos Río Negro.

Podemos exponer con total crudeza el estado deplorable del sistema de salud rionegrino, porque lo venimos haciendo, sin medias tintas, desde la campaña para la gobernación. Y podemos exponer la incompetencia del gobierno rionegrino en el manejo de la crisis sanitaria, porque antes hemos acercado propuestas para una mejor gestión. Nos hemos puesto a disposición y hemos venido alertando acerca de las crisis inevitables que traerían aparejadas las erráticas decisiones gubernamentales que, una tras otra, arrojan resultados como los que hoy nos vuelven a colocar en las tapas de los medios nacionales.

Seguramente no sirva, seguramente sea en vano, seguramente una vez más, no seamos escuchados. Pero constituye un deber indelegable de los partidos de la oposición seguir exigiendo al gobierno rionegrino un golpe de timón, una actitud responsable, una gestión seria y a la altura del drama sanitario que atraviesa nuestra provincia.

Los rionegrinos estamos pagando muy caro el legado del ex gobernador y actual Senador kirchnerista Weretilneck, que dejó un sistema de salud desestructurado, deficiente y empobrecido. Y que nos legó también la nula capacidad de gestión de la Gobernadora Arabela Carreras, que no puede, no sabe o no quiere entender que el saco del cargo que ocupa no le otorga margen para su actitud de soberbia e ineptitud.

*Mesa Directiva Comité Central Unión Cívica Radical Río Negro

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba