Sin categoría

«Thor: Amor y trueno» vuelve a la pantalla

La cuarta cinta del personaje, llega este jueves a las salas con altas dosis de comedia, el regreso renovado de Natalie Portman a la franquicia ahora no solo como interés romántico del protagonista sino como superheroína, Christian Bale como un villano matadioses y Tessa Thompson como la guerrera Valkiria.

“Thor: Amor y trueno”, cuarta cinta del rubio dios nórdico del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM), llega mañana a las salas con altas dosis de comedia, el regreso renovado de Natalie Portman a la franquicia, ahora no solo como interés romántico del protagonista sino como superheroína y con un villano matadioses “con el que cualquiera se puede identificar”.

Así lo afirma en charla con Télam la actriz estadounidense Tessa Thompson, quien retoma, en su caso por tercera ocasión en el creciente UCM iniciado allá por 2008 con “Iron Man”, el papel de Valquiria, la última sobreviviente de las mujeres guerreras de la mitología vikinga que ahora ocupa el rol de rey (así, en masculino) de Nuevo Asgard en la Tierra.

Tessa Thompson como Valkiria en la nueva película de Taika Waititi.

Algo hastiada de la sedentaria vida como funcionaria pública, Valquiria está lista para asistir a Thor (Chris Hemsworth) y a Jane Foster, ahora convertida en Poderosa Thor gracias a su contacto con el legendario martillo Mjölnir, en una travesía galáctica para detener a Gorr, “El carnicero de dioses”.

Encarnado por Christian Bale, es acaso el villano con el origen más interesante de los -hasta ahora- 29 filmes de la franquicia: luego de la extinción de su planeta, su civilización y, sobre todo, de sus seres queridos, constata que su devoción y oraciones jamás provocaron la intervención divina. Embargado por una ira feroz, se encomienda a la misión de subvertir el orden universal matando, uno por uno, a cada uno de los dioses.

La premisa propone épica y drama, aunque en el registro ya conocido de su director, el neozelandés Taika Waititi (“Jojo Rabbit” y “Thor: Ragnarok”) el filme busca un balance -a menudo exagerado- en importantes dosis de humor absurdo.

Es así que la historia de amor de Thor y Jane, antes fallida y ahora con una luz de esperanza, la destrucción de miles de inocentes, el rapto de niños y niñas como extorsión o la amenaza mortal del oscuro Gorr para los seres más privilegiados del universo, es matizada por gags con el dios del Trueno desnudo o las payasescas piruetas del Zeus encarnado por Russell Crowe.

«Creo que en nuestra película hay esta idea de dioses como Zeus, estos dioses que ponemos en pedestales, estas personas que gobiernan nuestro universo y ciertamente en Estados Unidos en este momento estamos viviendo un momento en el que creo que tenemos mucho que cuestionar y exigir a nuestros líderes.» Tessa Thompson

Fuente
Télam

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar