CienciaMundo

Su mamá lo abandono porque tenia un tumo en la cara. Finalmente podría tener una cura

Durante seis años, Kambou Sie, también conocido como Prosper, vivió con ese tumor gigante envolviendo su rostro. Su condición era tan severa que su mamá y toda su familia, excepto su papá, lo abandonaron.

La masa gigante le quitó la vista, lo dejó luchando por respirar y llevó a su propia madre a repudiarlo, dejando solo a su padre para cuidarlo.

Kambou viajó desde Bondoukou, su ciudad natal en Costa de Marfil, hasta Italia para someterse a un tratamiento que permitiera hacer frente al tumor que le afectaba a toda la cara.

Kambou Sie (Prosper). Foto: Barcroft Media

El joven, de 18 años, padeció de linfoma de Burkitt, una enfermedad que le desfiguró su rostro, sin embargo ahora tiene una nueva vida tras operarse.

Padeció por mucho tiempo un tumor facial que hizo que su rostro se desfigurara. Esto llevó a que su madre lo rechazara y lo abandonara. Además, sufrió de mucha discriminación.

Pese a su terrible infancia, finalmente su vida cambió radicalmente, luego de que un grupo de médicos decidiera operarlo.

Sie padeció de linfoma de Burkitt, enfermedad que le desfiguró su rostro, y según informó la organización británica contra el cáncer, ‘Macmillan’, esta malformación se genera en el sistema linfático y se desarrolla cuando el organismo produce glóbulos blancos anormales.

Kambou viajó desde Bondoukou, su ciudad natal en Costa de Marfil, hasta Italia para someterse a un tratamiento que permitiera hacer frente al tumor que le afectaba a toda la cara.

«Estoy muy contento porque cuando salgo no lloro. Me alegra conocer a la gente. Salgo, me divierto, juego. No tengo problemas. Soy muy feliz», agregó Sie.

«Mi cara ha cambiado. Esto no ha terminado, pero ha cambiado. Yo también he mejorado, no soy como antes», concluyó.

Lea también  Coronavirus: Detectaron una nueva mutación del virus en Brasil
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar