Virales

Se quedó dormido, se tragó el auricular y todavía funciona

Un hombre se tragó unos auriculares al quedarse dormido mientras miraba una película en el teléfono celular.

El hecho ocurrió en Massachusetts, Estados Unidos, se tragó uno de sus AirPods luego de quedarse dormido con los auriculares puestos mientras veía una película en su celular.

Chris Brighton relató el curioso incidente al diario The Guardian y explicó al medio británico cómo ocurrieron los hechos aquella noche de febrero de 2021.

Brighton se encontraba viendo “La Cosa” con Kurt Russel, pero estaba tan exhausto que no pudo verla completa. “Atontado, moví mi celular de la almohada y me quité el AirPod de una oreja, el otro se había caído y no podía encontrarlo”, recordó.

A medianoche, el hombre se levantó de la cama, caminó hasta el baño y se sirvió un vaso con agua. Sin embargo, sintió la rara sensación de no poder tragarla. “Tuve que inclinarme sobre el fregadero y dejar que el agua se escurriera. Fue extraño y alarmante, pero estaba tan cansado que volví a la cama”, contó.

A la mañana siguiente, Brighton buscó nuevamente el auricular que se le cayó, pero no pudo encontrarlo en ningún lugar, tras lo cual activó la función “Encuentra mi AirPod” desde el celular, pero el sonido que debió emitirse no funcionó pues las baterías de la pieza estaban descargadas.

La esposa de Broughton y su hijo intentaron también encontrar la pieza perdida. Fue entonces cuando el niño le dijo a su padre: “Quizás lo tragaste mientras dormías”.

Brighton decidió acudir a su médico. Aunque la doctora dudó que alguien pudiese tragarse un objeto plástico de ese tamaño sin darse cuenta, procedió a hacerle unos estudios de rayos X.

“En la pantalla había una imagen clara de mis costillas y atascada entre ellas a un ángulo de 45°, la inconfundible figura del AirPod extraviado”, recordó Brighton.

El auricular estaba atascado en su esófago, pero afortunadamente no le causó daño alguno: no bloqueó ninguna vía respiratoria, ni se quedó atascado en sus intestinos. Una visita al centro de endoscopia fue suficiente para sacarlo de su organismo.

“Lo probé ni bien regresé a casa. Funciona bien, a excepción del micrófono. Nunca sabré con certeza cómo terminé tragándolo. Mi teoría es que cayó en la almohada, cerca de mi boca y terminé tragándolo cuando bostezaba”, finalizó sorprendido el hombre.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba