Mundo

Rayan muere tras ser rescatado del pozo en el que estuvo 96 horas

Los equipos de rescate lograron sacar con vida al niño marroquí de cinco años Rayan del pozo de 32 metros de profundidad en el que estaba atrapado desde el pasado martes. Pese a las primeras informaciones sobre que había sido rescatado con vida, las autoridades han confirmado que el pequeño ha muerto.

Rayan, el niño de 5 años que estuvo atrapado durante cinco días en un pozo de 32 metros en el norte de Marruecos tras caer de forma accidental, no pudo ser rescatado con vida a pesar del inmenso esfuerzo realizado por los socorristas en un trabajo contrarreloj que mantuvo en vilo a los pobladores del país africano, se informó este sábado oficialmente

«Tras el trágico accidente que costó la vida al niño Rayan Oram, Su Majestad el rey Mohamed VI llamó a los padres del difunto, fallecido tras caer a un pozo», indicó el gabinete real marroquí en un comunicado de prensa, según reportaron agencias internacionales.

En Argentina, la vicejefa de la misión de la Embajada del Reino de Marruecos, Imane Dryef, declaró: “Estamos desesperados, falleció Rayan. Es un golpe terrible para nosotros, su majestad el rey ha llamado a los padres para presentar su pésame y en todo Marruecos estamos muy mal”.

“Esto es muy duro. Quiero agradecer a todos los argentinos y argentinas por todos los mensajes de apoyo y por acompañarnos en estos momentos y quiero destacar que el equipo de rescatistas ha hecho todo lo posible por rescatar a Rayan”, sostuvo la funcionaria diplomática en declaraciones al canal TN.

Poco antes de las 22 hora local (18 hora argentina) Rayan fue extraído del pozo de 32 metros de profundidad, donde había caído el martes, a través de un túnel excavado por los socorristas y fue trasladado a una ambulancia, junto a sus padres, sin que se supiera de inmediato si estaba vivo.

De hecho, en el lugar hubo celebración de la multitud que estaba concentrada esperando el rescate del niño e incluso aquí, en la Argentina, la vicejefa de la misión de la embajada marroquí había manifestado que en la sede diplomática estaban aplaudiendo con lágrimas en los ojos porque habían logrado sacar a Rayan del pozo.

En las redes sociales hubo miles de mensajes de apoyo y aliento para socorristas y familiares desde todo el mundo (Foto AFP)

Pero minutos después se conoció la noticia del fallecimiento, lo que generó tristeza en los miles de marroquíes y ciudadanos del resto del mundo que aguardaban el desenlace de la operación con mensajes de solidaridad y aliento que inundaron las redes sociales.

La tragedia se inició con la desaparición del niño el martes a las 14 hora local (10 hora argentina): «Toda la familia se movilizó para buscarlo hasta que nos dimos cuenta de que se había caído al pozo», relató, en llantos, la madre del niño.

El operativo de rescate exigió un despliegue de excavadoras y un trabajo de precisión para llegar hasta el recodo donde había caído el niño y, en la fase final las operaciones se realizaron manualmente, para evitar vibraciones que pudiesen provocar un desmoronamiento, según dijeron las autoridades de la localidad de Ighran.

Además, un helicóptero con material médico permanecía en el lugar para un eventual traslado, pero según reportó la agencia AFP, cuando los socorristas lograron llegar a Rayan, éste ya estaba muerto.

En la mañana de este sábado, uno de los jefes del equipo de rescate, Abdelhadi Tamrani, declaró que en las imágenes obtenidas por una cámara sonda, Rayan aparecía «recostado de espaldas» en el recodo de ese estrecho pozo, sin que se pudiera decir si estaba vivo o no.

Los socorristas le enviaron oxígeno y agua a través de tubos y botellas, sin ninguna certeza de que el niño los hubiese utilizado.

En la madrugada una gran roca obstaculizó los trabajos de construcción del túnel, hasta que se logró sortearla tras tres horas de esfuerzos, con ayuda de pequeño material eléctrico.

Miles de personas acudieron para mostrar su solidaridad y acamparon allí a pesar del frío glacial de esta zona montañosa del Rif, a unos 700 metros de altitud.

En las redes sociales también hubo miles de mensajes de apoyo y aliento para los socorristas y familiares desde todo el mundo.

«Resiste, pequeño Rayan, por favor resiste», imploró un internauta en Twitter. Tras conocerse la muerte del pequeño, la tristeza también se expandió por las redes.

«Has luchado como un campeón. En el otro lado también había superhéroes luchando para que el final fuese diferente , pero no ha podido ser. Descansa pequeño guerrero», escribió una usuaria.

Y otro mensaje resaltó: «Descansa en paz angelito, siento muchísimo que hayas muerto así. Pero todo el país llora por ti. Has sido muy fuerte».

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar