CuriosidadesFamiliaSociedad

¿Por qué tus hijos deberían tener un perro? Algo que no sabías

Tener un perro en casa tiene muchos beneficios, estos animales nos brindan lealtad, compañerismo, confianza en sí mismo, tendremos alguien con quien hacer ejercicio, y por supuesto, tener el mejor amigo del mundo. Pero hay algo que quizás no sabías y acá te vamos a develar.

Sabías que tener un perro proporciona muchos beneficios para tus hijos también. Claro.
La ciencia afirma que tener un perro en el hogar proporciona beneficios en los niños.

Un hijo único: La ciencia ha demostrado que cuando un hijo único tiene un perro tiende a sentirse menos solo y ve a su mascota como a un hermano. Aprende a compartir el tiempo de sus padres y de su propio espacio, a respetar a otros seres vivos y a ser amables tal como lo haría con un hermano.

Responsabilidad: Enseñarle a nuestro hijo a ocuparse de pasear al perro, peinarlo, alimentarlo, cuidarlo. Generará que sea mucho mas responsable, los mismos perros son quienes le enseñan a los niños todo sobre responsabilidad y lo difícil (y necesario) que es cuidar a otro ser vivo.

Noticias graciosas

Un perro ayudará a nuestro hijo a tomar la iniciativa, permanecer enraizado y enseñarle que otro ser depende absolutamente de él.

Inmunidad: Los niños que viven con perros tienden a enfermarse menos a lo largo de sus vidas. Un estudio muestra que los bebés que son llevados a un hogar que ya tiene perro son menos susceptibles a las afecciones respiratorias.

Seguridad: Los perros tienen diferentes tipos de gérmenes y bacterias contra los cuales el sistema del niño aprende a construir defensas, lo que le ayuda a combatir otras enfermedades y peligros que amenazan la inmunidad a medida que crecen.

Cuando tenes un perro en casa seguramente tendrás mas seguridad en tu hogar ante un posible robo. Los perros son excelentes repelentes de ladrones. Los perros son muy protectores, especialmente con los mas chicos del hogar.

Depresión: En la actualidad los niños diagnosticados con depresión, van en aumento. Respecto a esto los estudios demuestran que tener un perro puede disminuir las probabilidades de que tu hijo desarrolle esta enfermedad. Ya que tener un perro reduce la tensión y reduce el estado anímico en general. Debido a que los perros siempre están felices de ver a su familia, es muy difícil para los niños no sonreír y sentirse de mejor humor tan pronto como crucen la puerta.

El perro mantiene activo a nuestro hijo: Los perros deben caminar con regularidad, y tu hijo obtendrá los mismos beneficios que su mascota, mantenerse activo.

A los chicos también les gusta correr y jugar alcanzando a su perro, por lo que reciben una dosis adicional de ejercicio sin siquiera darte cuenta. Es una forma divertida para que sus cuerpos tengan un desarrollo saludable.

Los perros enseñan amor incondicional : Tu hijo aprenderá a amar incondicionalmente cuando tenga un perro. Nuestros hijos aprenderán a amar incondicionalmente más rápido que un chico que nunca tuvo una mascota a quien cuidar o en quien confiar. Cuando nuestros hijos son capaces de reconocer este poderoso concepto, pueden aplicarlo de manera efectiva en otras personas, a sus pares con quienes interactúan todos los días, e incluso más adelante en la vida.

Desinterés: Los perros nos enseñan desinterés. Quizás tu hijo haya sido un poquito egoísta antes de tener un perro. Pero, una vez que llega un perro a casa, rápidamente aprenderán que no todo es para ello, que hay que compartir, que no son el centro del mundo. Además enseñará a tu hijo sobre responsabilidad, su «amigo peludo» le enseñará a tu hijo que ellos deben ser atendidos ya que no pueden cuidarse solos.

Confianza: Si queremos tener un hijo seguro, criémoslo con un perro. Se ha demostrado que los dueños de perro que tienen un vínculo con su mascota tienen un vínculo más fuerte con su entorno y su comunidad, lo que les hace sentirse más cómodos donde están y con quienes son. Por eso si notamos que nuestro hijo necesita salir de su caparazón, un perro puede ser la manera mas hermosa para relajarlos.

A este punto, y si no tenes un perro en tu hogar estarás analizando seriamente en tener un perro para que acompañe el desarrollo de tus hijos. Nosotros te recomendamos, no comprar un perro.

En muchos lugares hay refugios de perros rescatados, muchas veces en estos lugares podemos encontrar la mascota ideal para nuestro hijo. Sin gastar dinero, y haciendo una obra de bien a tu comunidad.

Etiquetas

Notas Relacionadas

Botón volver arriba