¿Por qué comemos ñoquis cada 29?

El origen de la tradición se remonta al siglo III en Italia. Te contamos la historia.

A fines del siglo III, en la zona que hoy conocemos como Turquía, nació San Pantaleón: un hombre sencillo que se formó como médico y se convirtió al cristianismo, una fe que lo llevaría a peregrinar por Italia, ayudando a los pobres y curando a los enfermos.

Según cuenta la leyenda, Pantaleón llegó agotado a la casa de una familia humilde de pescadores del Véneto, pidiendo resguardo y comida. Por supuesto, la familia lo recibió en su austera mesa.

Algunos dicen que ese día era un 29 de julio, otros aseguran que era un 29 de diciembre. Sin embargo, dejando del lado el mes, en lo que todos coinciden es en que en ese encuentro se sirvieron ñoquis, que ya eran una comida típica en esa región italiana.

Para agradecer la amabilidad de sus anfitriones, que venían atravesando una mala época de pesca, el médico les auguró un año de abundancia y prosperidad; profecía que, obviamente según la leyenda, se cumplió. Desde entonces, el día 29 es una fecha para compartir la mesa y hacer unos ricos ñoquis, con la esperanza de tener un futuro mejor.

A esta leyenda vale agregarle que en los siglos III o IV, todavía no se conocía la papa en Europa: recordemos que este tubérculo andino fue introducido luego de  la invasión de los españoles a estas tierras, en el siglo XIV. Por este motivo, se cree que esos ñoquis no eran de papa como los que conocemos actualmente, sino que eran solamente de harina.

Otras versiones de la misma historia indican que, además de desearles un gran porvenir, tras la partida de Pantaleón “aparecieron” algunas monedas de oro debajo de los platos, una explicación que parece válida para otra tradición muy argentina: acompañar los ñoquis con un billete que, por arte de magia, atraiga nuevas riquezas.

Según la cocinera Blanca Cotta, los ñoquis nacen en 1690 en Piamonte, Italia: luego de una mala cosecha de trigo, el hambre azotó al pueblo, que encontró en la papa una solución viable. En las casas se comenzó a hervir el tubérculo como parte de la masa de los gnocchi y el plato se convirtió en un clásico. Desde entonces, cada 29 de junio, día sagrado en Piamonte por su Santo Patrono, los pobladores empezaron a cocinar ñoquis para celebrar la cosecha de papas y su efeméride religiosa.

Mas allá de las leyendas e historias, la verdad es que la tradición en la Argentina fue importada por los inmigrantes italianos de principios del siglo XIX, a quienes debemos tantas otras recetas de nuestra gastronomía y tantos otros aspectos de nuestra cultura.

La receta de los Ñoquis

Para preparara ñoquis para una familia tipo o para 4 personas, necesitamos los siguientes ingredientes:

  • 1 kilogramo de papas
  • 300 gramos de harina 0000
  • 2 yemas de huevo
  • 50 gramos de queso rallado
  • 1 cucharada postre de sal fina
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 puñado de sal gruesa para cocinar las papas

¿Cómo los preparamos?

  1. Lavamos bien las papas y las cocinamos con la cascara en una cacerola con agua y sal. Es importante que al hacer las papas con cáscara, estas absorben menos agua durante la cocción y, de esta manera, necesitarán menos cantidad de harina a la hora de preparar la masa.
  2. Una vez que las papas estén cocidas, las sacamos del agua y las pelamos. Para ayudarnos en este proceso podremos pinchar las papas con un tenedor y sacarles la piel con un cuchillo.
  3. Una vez peladas las papas, las ponemos en un bol y las pisamos con el pisa papas, recordemos que en este procedimiento no hay que agregar nada mas, y cuanto mas caliente esten las papas, mas simple será pisarlas.
  4. Una vez que hayamos pisado bien las papas, agregaremos las yemas del huevo, el queso rallado, la sal, pimienta y nuez moscada para elaborar los ñoquis caseros. Mezclamos todos los ingredientes con las manos.
  5. Comenzamos a agregarle la harina poco a poco, hasta que la masa tome consistencia. Una vez lograda la volcamos en la mesada.
  6. Amasamos lo suficiente hasta formar una masa tierna y consistente. Este es el aspecto que debe tener la masa de ñoquis de papa en este punto.
  7. Para finalizar de la masa principal formamos bollitos y vamos formando rollitos finos y largos.
  8. Una vez tengamos los “chorizos de masa”, los cortamos de unos 2 centímetros, luego le daremos la forma con un utensilio especifico o un tenedor.
  9. Durante este proceso vamos a colocar agua en una olla y un puñado de sal gruesa. Cuando esta rompa a hervir, incorporamos los ñoquis caseros con cuidado. Para darnos cuenta si están hechos, solo tenemos que observar que “suban a la superficie” ese es el punto, para retirarlos con la espumadera.

Lo ñoquis pueden acompañarse con una salsa, o bien con crema, como mas te guste!

 

Actualización diaria de los casos activos en la comarca del río Colorado
Botón volver arriba
Cerrar